Actualizado el 15/07/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Quizás es demasiado tarde

Quizás es demasiado tarde

Escrito por Tecnonews el 19/06/2018 a las 20:06:14
1746

En los últimos tiempos han proliferado de forma descontrolada las tecnologías de reconocimiento humano. Quizás por desidia o quizás por imposición, sin darnos cuenta, las últimas noticias demuestran que los seres humanos vendemos datos sobre nuestra privacidad sin freno.

 

Lo nuevo en demasiadas ocasiones nos lleva a aceptar ciertas tecnologías sin crítica alguna. Sino no se explica que asociaciones por las libertades civiles en Estados Unidos hayan pedido recientemente a Amazon que deje de proveer de tecnología de reconocimiento facial a los gobiernos del mundo.

 

Tampoco se explica que el metro de Pekín haya decidido introducir la identificación biométrica mediante reconocimiento facial y de la palma de la mano para que los pasajeros accedan a las instalaciones del transporte suburbano.

 

Son unos pocos ejemplos de los muchos espacios en los que la tecnología de reconocimiento facial o dactilar se está imponiendo en nuestras vidas. Todos los iPhones de última generación o se desbloquean mediante la huella o lo hacen mediante el reconocimiento de nuestra cara. La policía de Gales emplea el reconocimiento facial para buscar a delincuentes.

 

En China se está planeando crear el primer estado del mundo en el que mediante videocámaras se clasifique a las personas según su conducta. Si cruzas el semáforo en rojo, un punto menos en el carné de ciudadanos.

 

Parecen historias de miedo dentro del género de la ciencia ficción, sin embargo, son noticias que cada semana aparecen en diarios tecnológicos y generalistas. La pregunta es saber cómo hemos llegado hasta este estadio, cómo hemos permitido que ciertas tecnologías hagan peligrar nuestras libertades.

 

Quizás fue la novedad, quizás nos han impuesto esta forma de control en aras de la seguridad. Sea como sea, tal vez ya es tarde para defendernos como individuos ante estas tecnologías.