Actualizado el 11/06/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Tendencias de Inteligencia Artificial y ciberseguridad en 2024

Tendencias de Inteligencia Artificial y ciberseguridad en 2024

Escrito por Miguel Rego el 13/02/2024 a las 13:46:57
1234

(director del Área de Ciberseguridad en IMMUNE Technology Institute)

La sinergia entre la inteligencia artificial (IA) y la ciberseguridad no solo es una realidad, sino también un pilar fundamental para abordar los desafíos en constante evolución a los que nos enfrentamos en la era digital. De cara a este 2024, podemos decir que nos encontramos en un momento crucial, donde estas dos disciplinas han de trabajar de manera conjunta para trazar un camino hacia la protección y el progreso.

 

Como hemos podido observar, la inteligencia artificial se ha convertido en un catalizador omnipresente para múltiples industrias y sectores. En 2024, se vislumbra una IA más sofisticada y personalizada, capaz de entender no solo datos, sino también contextos y matices humanos con mayor precisión. Los avances en modelos de aprendizaje profundo y redes neuronales generativas están transformando sectores como la salud, la automoción y la industria financiera, impulsando la innovación a niveles nunca antes vistos.

 

En el panorama de la ciberseguridad, nos enfrentamos a un entorno de amenazas dinámico y cambiante, que exige que las arquitectura de seguridad incorporen el análisis y tratamiento inteligente de información. La falta de especialistas en ciberseguridad, derivado de la alta demanda que impone el mercado laboral, exige la incorporación de elementos que faciliten el procesamiento inteligente de la información y la automatización en la respuesta. En este sentido,  la detección temprana de amenazas, la detección de anomalías y la predicción de ciberataques, reforzados mediante inteligencia artificial, constituyen la piedra angular en la lucha contra amenazas.

 

En respuesta al aumento de los ciberdelitos, empresas, organismos e instituciones están adoptando medidas para resguardar la privacidad y garantizar una mayor seguridad a los usuarios. Estos sistemas son de una complejidad y sofisticación creciente, son heterogéneos ya que comprenden productos de distintos fabricantes y generan un enorme volumen de información para procesar. Es en este contexto donde la Inteligencia Artificial entra en juego revolucionando la detección de amenazas al ofrecer análisis predictivos, identificación de patrones anómalos y capacidad de respuesta en tiempo real. Los sistemas de defensa cibernética basados en IA no solo identifican y bloquean ataques conocidos, sino que también tienen la capacidad de aprender y adaptarse a nuevas amenazas, fortaleciendo así nuestras defensas digitales.

 

Este enfoque basado en el uso de la inteligencia artificial como herramienta para hacer frente a los ciberdelincuentes no sólo se limita a la etapa inicial de inicio de sesión, sino que se integra de manera continua a lo largo de la experiencia del usuario. Al monitorear constantemente los patrones de comportamiento, la IA puede adaptarse dinámicamente a medida que el usuario interactúa con la plataforma. Esto implica un análisis constante de cada sesión iniciada, evaluando la autenticidad de las transacciones, el acceso a datos sensibles y las actividades inusuales.

 

En IMMUNE Technology Institute somos conscientes de la creciente importancia que está adquiriendo la Inteligencia Artificial en este campo, tanto a nivel del usuario como empresarial. Por eso, creemos que formar las próximas generaciones de profesionales en el sector en esta materia a través de nuestro Bootcamp Ciberseguridad & Inteligencia Artificial les proporcionará los conocimientos necesarios para satisfacer la demanda de perfiles profesionales que las empresas buscan, con el fin de ofrecer respuestas a usuarios cada vez más preocupados por su privacidad.

 

Con la reciente aprobación del reglamento europeo de IA, y a medida que avanzamos en 2024, debemos acoger estas tendencias como oportunidades para fortalecer nuestros sistemas digitales y garantizar la protección de datos sensibles de los usuarios. La colaboración entre investigadores, empresas y gobiernos se vuelve crucial para fomentar la innovación responsable y el desarrollo ético de la tecnología asegurando así, que el progreso tecnológico en la IA y la ciberseguridad se produce de manera ética y responsable, afirmando que estos avances benefician a la sociedad en su conjunto.