Actualizado el 11/06/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. En Catalunya la Tecnología está a punto de desaparecer de la ESO

En Catalunya la Tecnología está a punto de desaparecer de la ESO

Escrito por Nuria Salán el 11/02/2022 a las 18:47:35
3485

(Persidenta de la Societat Catalana de Tecnologia )

Núria Salán, Presidenta de la Societat Catalana de Tecnologia

 

La LOGSE (1991) fue la primera ley educativa aprobada en democracia. Supuso un revulsivo para todo el sistema educativo español que se renovó y alineó con el resto de los países de la Unión Europea, y en este contexto la Tecnología, por primera vez, entró a formar parte del currículo de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y se cursaba en los cuatro cursos.

 

Actualmente, con la aplicación de la LOMLOE (2020), cada comunidad autónoma debe adaptar la materia de Tecnología según considere su gobierno, a partir del decreto de mínimos elaborado por el Ministerio de Educación.

 

El Departament d’Educació de la Generalitat de Catalunya ha elaborado un proyecto de decreto con el que pretende reforzar el aprendizaje competencial en todos los niveles educativos apostando por el trabajo por proyectos interdisciplinares en la ESO.

 

Para posibilitar esta metodología deben organizarse franjas horarias que permitan el trabajo integrado con la presencia de profesorado de diversas especialidades, y se prevé la creación de una bolsa de 525 h, entre primer y tercer cursos de ESO, destinada a trabajar por proyectos, según la organización y consideración de cada centro.

 

Para disponer de esta bolsa de horas, se reducen las horas en todas las materias, pero la reducción más notable es la de Tecnología, que pasaría a denominarse Tecnologia i digitalització, con 105 horas asignadas para los tres primeros cursos, y que debe estar presente como mínimo en un curso, que es exactamente LA MITAD de la asignación actual en el currículo. Sin embargo, en el currículo específico se incrementan los contenidos que deberían impartirse. Y así se identifica el gran despropósito de este proyecto: reducir las horas de la materia un 50%, y que esté presente en un curso como mínimo, mientras se contempla un incremento de contenidos. De este modo, la Tecnología, además de quedar con una asignación horaria equivalente a la de religión, sería la única materia de la ESO que no se impartiría en todos los cursos.

 

La Societat Catalana de Tecnologia ha propuesto un escenario de diálogo con el Departament d’Educació para que reflexione y mantenga las 210 h con presencia en los tres primeros cursos, en base a los siguientes argumentos:

 

  • La tecnología debe formar parte de la formación cultural de la ciudadanía, inmersa en una sociedad cada vez más involucrada en cambios tecnológicos.
  • El incremento de contenidos en el currículo específico, con la incorporación de la alfabetización digital y los ODS es incompatible con la reducción horaria.
  • No tiene sentido reducir, en secundaria, las horas de una materia que ni tan sólo ha tenido presencia en primaria, porque eso conduce a una analfabetización tecnológica.
  • Cultivar el interés y las vocaciones hacia la tecnología es la base de una elección de futuro con carácter técnico, bien a través de la formación profesional, bien a través de las ingenierías y la arquitectura.
  • Es una materia fundamental para romper estereotipos de género y generar nuevas oportunidades para las chicas.
  • El futuro de la sociedad y del mundo necesitará de la tecnología y las ciencias, tal como defienden y auguran organismos supranacionales como la UNESCO y la OCDE.