Actualizado el 31/03/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. El segundo dividendo digital, una necesidad o puede esperar

El segundo dividendo digital, una necesidad o puede esperar

Escrito por Elena Puigrefagut el 13/03/2018 a las 20:29:10
2186

(Senior Engineer. Department of Technology & Development European Broadcasting Union (EBU-UER))

Como era de esperar una de las estrellas del Mobile World Congress 2018 ha sido el 5G. La estandarización de la nueva tecnología móvil se espera para el 2020 pero ya todo el mundo habla como si fuera un viejo amigo. Lo que parece más seguro es que en Europa las bandas de frecuencia en las que se iniciará su despliegue serán: 700 MHz, 3.6 GHz y 26 GHz.

 

La banda de 700 MHz (694-790 MHz), o segundo dividendo digital, ofrece un interés particular por sus calidades de propagación para ciertas aplicaciones que no necesitan un gran ancho de banda pero sí gran conectividad como por ejemplo el Internet de las Cosas. La banda, utilizada actualmente por la TDT, se asignó al servicio móvil en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones del 2012 aunque con efectividad a partir de la conferencia del 2015.

 

En Europa, La UE aprobó el año pasado la Decisión (UE) 2017/899 sobre el uso de la banda de frecuencia de 470-790 MHz en la Unión en la que se requiere que el segundo dividendo digital se libere de la TDT a más tardar el 30 de junio de 2020 con una posibilidad de extender el límite de 2 años de acuerdo con ciertos motivos debidamente justificados. La hoja de ruta nacional asociada ha de ser publicada a más tardar el 30 de junio de 2018.

 

La mayoría de países aseguran que estarán listos para el 2020 y solo algunos como Italia no lo ven posible hasta el 2022. Pero a día de hoy, solo tres países han subastado la banda de 700 MHz para el uso por el servicio móvil: Alemania, Finlandia y Francia de los cuales solo Finlandia ha terminado la liberación de las frecuencias. Cabe destacar también el moderado interés de los operadores móviles, en particular en Alemania, donde la subasta recaudó más de tres veces menos que la subasta del primer dividendo digital (la banda de 800 MHz, i.e. 790-862 MHz).

 

Si tenemos en cuenta que la liberación del espectro necesita una serie de cambios, como mínimo de frecuencias y como máximo de estándar TDT, la comunidad audiovisual tampoco tiene prisa y principalmente es el límite fijado por la UE el que aprieta.

 

La TDT ofrece unas características únicas con respecto otras plataformas audiovisuales: cobertura casi universal, acceso gratuito, simplicidad de conexión, amplia oferta de programas, flexibilidad (conexiones regionales y locales). Su mayor limitación es con respecto a la oferta no lineal o 'a la carta' pero gracias a la tecnología HbbTV (el Botón Rojo de RTVE) se puede añadir un amplio servicio interactivo.

 

Pero si queremos que la TDT se mantenga competitiva, sería adecuado acompañar el segundo dividendo digital con una modernización de la plataforma. Un nuevo standard, DVB-T2, y una nueva norma de compresión de video, HEVC, que son más eficaces y que permitirían la introducción de servicios de mayor definición y de UHDTV: 4K (resolución de imagen 4 veces mayor que la HD), HDR (High Dynamic Range, contrastes más profundos), WCG (Wide Color Gammut, paleta de colores enriquecida), HFR (High Frame Rate, mayor nitidez en los movimientos) y NGA (Next Generation Audio, personalización del audio).

 

Este proceso necesita tiempo porque si queremos que la transición sea suave los cambios se han de introducir progresivamente. Pero se ha de empezar lo antes posible para evitar la caducidad de la TDT con respecto otras plataformas de televisión!





Noticias Relacionadas:


El desamor de la TDT
El dividendo