Actualizado el 22/02/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. El futuro ya es presente para las escuelas de negocio

El futuro ya es presente para las escuelas de negocio

Escrito por Dr. Christopher Kennett el 23/05/2023 a las 10:54:50
1573

(decano de la Facultad Internacional de Comercio y Economía Digital de La Salle-URL (FICEDLS))

Por el Dr. Christopher Kennett, decano de la Facultad Internacional de Comercio y Economía Digital de La Salle-URL (FICEDLS)

 

Las escuelas de negocio tenemos la responsabilidad de encauzar un liderazgo más inclusivo, más consciente y más sostenible sobre una base digital que nos ayude a desplegar nuestro propósito. El vértigo acompaña a la transformación de un mundo que amenaza con parecerse muy poco al que conocíamos. La frontera parece claramente delimitada en marzo del 2020, pero la metamorfosis viene de más lejos y uno de los vectores clave del cambio, quizás el más trascendente, es la digitalización.

 

Los líderes del futuro serán transformadores digitales y los del presente, si quieren seguir siéndolo, deben adaptarse a esta realidad. La sociedad en general reclama liderazgos conscientes de la importancia de la tecnología; conscientes, sobre todo, de cómo esta tecnología está transformando las compañías, las economías y a nosotros mismos como individuos. La tecnología es algo innato en la historia de la humanidad, en su desarrollo y evolución, en su adaptación a los tiempos y los desafíos del momento. La tecnología del presente es digital y hay que entenderla con espíritu crítico y voluntad sostenible, sabiendo de sus muchas posibilidades y reflexionando de manera holística sobre su impacto, valorando cómo nos permite progresar y desentrañando —o refutando— los recelos que la acompañan.

 

Debemos impulsar un cambio ético y sostenible para el futuro. Desde La Salle-URL, y desde la Facultad Internacional de Comercio y Economía Digital La Salle de la que soy decano, tenemos el compromiso de formar personas que hacen que las cosas pasen, que aplican la teoría a la realidad para producir un cambio positivo. Entendemos que la tecnología es la fuerza impulsora del cambio y nuestro campus, pionero en enseñanza universitaria en este ámbito, es paradigmático en la formación de líderes y emprendedores con base tecnológica. En cualquier caso, las aptitudes digitales necesitan el imprescindible complemento de un mindset de valores y de espíritu sostenible.

 

Mi área de estudio principal es el Sports Management, y el deporte me ha confirmado que el liderazgo es mejor, más completo y satisfactorio cuando es participativo, abierto y colaborativo. Por eso hay que abogar por el trabajo multidisciplinario en la formación, en la realización de proyectos transversales que impliquen a perfiles dispares. Es una suerte de entrenamiento para el mundo profesional, en el que el crecimiento es siempre una suma de esfuerzos. El éxito es completo cuando es colectivo. Creo que este es un aspecto en el que las escuelas de negocio también debemos incidir.

 

Los impulsos agregados hacen que las iniciativas prosperen y que los retos, por muy complicados que parezcan, sean asumibles. La colaboración pasa primero por entendernos mejor para poder después forjar las alianzas que nos permitan progresar. La agregación de esfuerzos facilita estos liderazgos colaborativos y allanan el camino hacia la cumbre. El emprendimiento personal debe ser una actitud para auspiciar la innovación, el crecimiento y el progreso global. Las escuelas de negocio debemos trabajar por un futuro mejor y para ayudar a crecer a los líderes que el mundo necesita: líderes valiosos, con valores y valientes.