Actualizado el 06/11/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Donde está Carmen Sandiego?... digo... Satoshi Nakamoto

Donde está Carmen Sandiego?... digo... Satoshi Nakamoto

Escrito por JOSEP JOVER I PADRO el 05/11/2019 a las 20:37:09
395

(Advocat i gestor de conflictes)

Carmen Sandiego es una heroína de ficción, ladrona de guante blanco de altos vuelos, que ha hecho aprender geografía, arte, lógica y ciencia a la generación que me precede. Cómics, series de TV, juegos para ordenador y consolas la han hecho popular. Sus guiones siempre empiezan con su desaparición en algun lugar del mundo.

 

La misteriosa desaparición de Satoshi Nakamoto

 

Como Carmen Sandiego, Satoshi Nakamoto es uno de los hombres más buscados actualmente por los periodistas. Tras escribir el artículo que impulsó el Bitcoin e intercambiar mails durante 2 años con colegas sobre la moneda virtual, desapareció en 2011. Nunca se le ha puesto cara ni voz y ni siquiera se sabe si su nombre es real o inventado. Un misterio del que se ha escrito mucho y ha llegado incluso hasta el mundo de los cómics (Bitcoin, la caza de Satoshi Nakamoto, de Alex Preukschat).

 

Satoshi Nakamoto fue el primero en “minar” bitcoins. Cuando las personas compran o venden bitcoins, se envía una clave secreta o token al sistema. Tal y como él diseñó.

 

Los "mineros" utilizan nodos, ordenadores o dispositivos conectados a una red para identificar y validar la transacción, utilizando copias de todo o alguna información de blockchain. Antes de que la red acepte la transacción, los mineros tienen que mostrar una "prueba de trabajo" utilizando una función de almohadilla criptográfica: un algoritmo especial que tiene por objeto proporcionar altos niveles de protección. Los mineros reciben algún tipo de remuneración por su contribución a la potencia informática, evitando así la necesidad de un sistema centralizado”.

 

Desde su nacimiento en 2009 la moneda virtual no ha dejado de crecer y se estima que la inversión en tecnologías basadas en Bitcoin asciende a casi mil doscientos millones de dólares en la actualidad y todo apunta a que esta cifra siga creciendo. Una inversión que no viene solo de empresas de capital riesgo.

 

Lo que le diferencia de las transacciones “normales” es que no es necesario un intermediario o entidad centralizada y, por lo tanto, se reducen los riesgos de errores humanos. Las personas que compran bitcoin en Internet obtienen una clave alfanumérica - entre 27 y 34 caracteres- que les permite hacer pagos a otras personas que tengan la cartera electrónica. Bitcoin permite transacciones entre usuarios vía P2P, intercambio de información entre iguales, mismo sistema que se utiliza en el intercambio de archivos de música y cine. En 2008, recoge la Wikipedia, Satoshi Nakamoto publica un artículo donde describe el protocolo Bitcoin. El 3 de enero de 2009 la red P2P de Bitcoin entra en funcionamiento con la publicación del primer cliente, de código, y la creación de los primeros bitcoins.

 

Desaparecido pues, como Carmen Sandiego, y devenido multimillonario es objeto de deseo.

Pero, aunque todo el mundo le ha puesto cara de japonés, la verdad, el apellido me recuerda mucho a otro nombre que oí antes, el de Nakatomi Plaza de la Jungla de Cristal, y me lo imagino más como el informático que está al lado de los malos en esa peli.

 

La moneda virtual resurge tras un año turbulento. El Fondo Monetario Internacional empieza a aceptar su presencia, después de soportar ataques de toda índole y la Banca se centra en aprovechar la idea para su desarrollo.

 

Citar a blockchain sin Bitcoin cojea. La moneda virtual es la bandera de la tecnología en cadena de bloques que aspira a cambiar el sistema de pagos. Bitcoin ha sido protagonista de escándalos desde su nacimiento en 2009 aunque prueba de que cada vez tiene más fuerza es el primer comunicado del Fondo Monetario Internacional sobre las monedas virtuales. El comunicado, fechado en enero de 2016, destaca que “Las monedas virtuales y su tecnología pueden proporcionar servicios financieros más rápidos y baratos y pueden convertirse en una herramienta poderosa para profundizar en la inclusión financiera en un mundo en desarrollo”. Para muchos es el momento del paso de Bitcoin a la edad adulta.

 

Los esquemas se han roto al nivel de que la moneda virtual ha sido presentado a las nominaciones al Nobel de Economía 2016. Lo presentó el economista americano Bhagwan Chowdhry destacando que la moneda virtual de Satoshi Nakamoto: "El bitcoin, que existe sólo como un objeto matemático, tiene muchas ventajas sobre el papel físico y las monedas. Es seguro, porque se basa en un código criptográfico casi inviolable. Rompe el circuito de los gobiernos, bancos centrales, los intermediarios financieros - tales como Visa, MasterCard, PayPal y los bancos comerciales- eliminando retrasos y los costes de las transacciones”.

 

Bitcoin parece que comienza una época dorada después de unos años turbulentos, pero lo que permite Blockchain aún está por descubrir en su mayor parte.