Actualizado el 31/03/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. De las cosas a las personas

De las cosas a las personas

Escrito por David Puentes i Jurado el 03/04/2018 a las 10:51:29
1303

(Director de Desenvolupament Corporatiu, Relacions Institucionals i Comunicació. Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació )

Cerca de veinte billones de dispositivos conectados a principios de 2018 y una cifra de negocio cercana a los 6 trillones de dólares previstos hasta el año 2021 son dos grandes razones de peso para prestar atención a este ecosistema digital conocido como IOT, a su probable trayectoria y a sus más que interesantes derivadas sociales y económicas.

 

La internet de las cosas se basa principalmente en sistemas de comunicación M2M a través de plataformas dedicadas o compartidas, el valor de esas comunicaciones se encuentra en campos que podríamos describir como Smart en sectores como el ‘Retail’, la Salud y la Industria, siendo su principal aportación la de optimización de recursos, eficiencia y un interesante mix entre proximidad al cliente y ‘customización’ de la oferta. Es en este último punto donde la IOT cambia y evoluciona a lo que ya se conoce cono IOP, la Internet de las Personas, gracias principalmente a dos conceptos, la potencia necesaria para extraer valor de esta gran magnitud de información (Big data y AI) y a la ‘wereabilidad’ de los dispositivos todo ello macerado con una desmesurada y creciente necesidad social de exponer nuestra vida no tan solo a nuestras amistades sino ya a nuestra red social…la red.

 

El debate está servido, pero mientras opinamos, nos hacemos fotos, compartimos nuestra ubicación, valoramos servicios, productos o experiencias multitud de actores juegan un papel tan transparente para nosotros como vital para sectores como el tecnológico, el legal, el márqueting, la logística y el social….por nombrar algunos. Las personas entramos ya a formar parte de la red, nuestros datos, nuestra información, nuestros movimientos y decisiones son de gran valor para algunos…y el valor de las cosas se cotiza.

 

Nuestro valor está en lo que comunicamos ya sea de manera consciente o inconsciente y donde lo hacemos. Comunicar no sólo en el sentido clásico, sino en el de aportar información válida para analizar, crear patrones, mejorarlos con sucesivas iteraciones y prever comportamientos, decisiones y movimientos.

 

IOP será clave para diseñar nuevos productos y servicios, no tan sólo de una manera global sino personalizada en tiempo y lugar, también servirá para conocer hábitos, comportamientos, tendencias y gran multitud de cosas que aún estamos por ver…la cuestión será la siguiente….¿seremos víctimas de nuestra información? Y ¿cómo? ¿Qué sectores aparecerán en escena y cuáles de estos tendrán éxito?

 

Algoritmos y máquinas diseñando necesidades y productos para personas, evolucionando del M2M hacia M2P, y con la posibilidad futura de escenarios P2M siempre con la creciente necesidad de capacidad de gestión, almacenamiento, cálculo y aprendizaje con el fin de conseguir una gran experiencia de usuario, optimizando recursos, siendo eficientes y eficaces. Todo ello apunta hacia el sector legal, el publicitario, logístico, técnico, creativo y el de consumo tienen un gran reto y una gran oportunidad… pero el mayor de todos le corresponde a la sociología que bien seguro aportará una gran ayuda para digerir lo que ya tenemos encima.