Actualizado el 12/11/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. IoT: Las oportunidades de la última revolución tecnológica

IoT: Las oportunidades de la última revolución tecnológica

Escrito por Carles Gomara el 13/10/2015 a las 19:06:39
1839

(Gerent departament d'Innovació)

Lo que no hace muchos años parecía ciencia ficción, sin darnos cuenta ya es una realidad en nuestras vidas. Y su impacto, ya sea a nivel personal, como a nivel de la sociedad y de nuestros puestos de trabajo y empresas, es cada vez más importante. Estamos hablando del Internet of Things (IOT).

 

Podríamos definir el IoT como la conexión a Internet de aparatos físicos, e identificables, que transmiten y reciben datos que son analizados para definir las acciones que deben ejecutar éstos u otros aparatos.

 

Gartner estima que en el año 2020 habrán 25.000 millones de dispositivos IoT, y según el estudio "Accenture Interactive", en el 2019 el 69% de las familias de América de Norte tendrán algún dispositivo IoT en casa, ya sea el termostato, las cámaras de seguridad, u otros aparatos electrónicos comunes de nuestros hogares.

 

Y a nivel empresarial, algunas predicciones indican que en el año 2020 se invertirán hasta 500.000 millones de dólares en el IoT aplicado a la Industria. (1)

 

Y es que aunque el potencial del IoT es enorme, aún está por descubrir para muchas empresas.

 

Inicialmente, las inversiones buscan poder tener un conocimiento más exacto, y en tiempo real, de todos los procesos a lo largo de la cadena de valor de la empresa, para así poder tomar mejores decisiones, e incrementar la productividad.

 

Otras empresas más avanzadas, encabezan la nueva revolución industrial llamada Industry 4.0 aplicando de forma intensiva el IoT no sólo en sus procesos productivos y de toma de decisiones sino, especialmente, en la explotación de la gran cantidad de datos que se generan para transformarlos en conocimiento e inteligencia de negocio que aporte una ventaja competitiva, y en algunos casos la transformación del propio negocio.

 

La parte más interesante que nos aporta el IoT va más allá del control de los dispositivos, y nace del análisis de los datos que se generan en cualquier parte de la cadena de valor del negocio. Por ejemplo, en la propia casa del cliente una vez nuestro producto ya ha sido vendido e instalado. El IoT nos puede permitir, con conocimiento y permiso del cliente, seguir leyendo datos sobre el uso y rendimiento del dispositivo vendido. Esto nos aporta una información valiosísima que hasta ahora no teníamos, o nos resultaría muy cara de adquirir.

 

¿Y que podemos hacer con esta información?, desde poder planificar para cada una de las máquinas las acciones de mantenimiento de forma individual, reduciendo de esta forma las paradas debidas a mal funcionamientos y correspondiente pérdidas económicas por el cliente, a modificar los parámetros de funcionamiento de forma remota y en tiempo real para incrementar la productividad, o conocer mucho mejor el uso que hace el cliente de nuestros dispositivos, adquiriendo una información y conocimiento que de otra forma nos sería imposible conseguir y que nos puede ayudar a diseñar nuevos y mejores productos y servicios.

 

Aun así, sin duda que estamos en las fases iniciales de esta nueva revolución tecnológica. Es por ello que las empresas deben comenzar a experimentar las enormes posibilidades del IoT iniciando proyectos pilotos para identificar en qué áreas puede aportar más rentabilidad, antes de escalar el proyecto a todo el negocio.

 

En resumen, el IoT está revolucionando nuestras vidas, tanto a nivel privado como de la sociedad y de las empresas. Y a pesar de que sus aplicaciones son cada vez más evidentes, todo el mundo coincide en que lo mejor está por llegar.

Carles Gómara

Gerente de Innovación

ACCIO

@cgomara

https://es.linkedin.com/in/cgomara

  1. David Floyer “Defining and Sizing the Industrial Internet”