Actualizado el 17/09/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Calidad de los sistemas embebidos

Calidad de los sistemas embebidos

Escrito por Izaskun de la Torre el 14/09/2017 a las 15:04:57
2046

(Responsable de Proyectos de Validación y Verificación de SQS)

El software embebido debe ser extremadamente fiable, seguro, eficiente, compacto y preciso. Se caracteriza por estar incorporado dentro de un dispositivo al que controla y al que confiere la funcionalidad para la que ha sido diseñado. Este software mantiene una relación directa con el hardware del dispositivo que también puede imponerle limitaciones que habrá que tener en cuenta en su diseño. Esta combinación de factores añade complejidad al diseño de sistemas embebidos y hace del testing una actividad fundamental para evitar y detectar errores.

 

Aunque los fundamentos del testing sean los mismos a la hora de probar aplicaciones y sistemas embebidos, existen características únicas de este tipo de sistemas que deben reflejarse en los planes de prueba y en los entornos.

 

Al tratarse de sistemas que están concebidos para funcionar durante un largo periodo de tiempo, las pruebas de fiabilidad y robustez cobran relevancia; la limitación de recursos hace que sean necesarias pruebas de rendimiento y en general, pruebas orientadas a determinar la capacidad de un sistema y la simulación se hace imprescindible para una detección temprana de fallos, porque en un porcentaje significativo de los desarrollos, la plataforma hardware se está realizando de forma paralela al desarrollo del software. La simulación es una actividad que suele ser compleja y que no siempre ofrece los niveles de cobertura deseados, al no ser siempre posible simular todos los eventos del “mundo real”, por lo que las pruebas de aceptación en fábrica (FAT) de los sistemas y en campo (SAT) se hacen imprescindibles.

 

Actualmente, el software embebido está en todas partes: en los despertadores digitales, en los televisores, en todos los sistemas de transporte, en los teléfonos móviles, en los instrumentos médicos,…. es imposible pensar en un sistema que no incorpore software.

 

Más aún, es habitual que los sistemas embebidos implementan funciones de seguridad, con impacto en la vida humana y en sectores clave para el funcionamiento de la sociedad. Dentro de este contexto, cobran relevancia estándares técnicos y de proceso, que deben tenerse en cuenta a la hora de desarrollar y probar estos sistemas. Este es el caso de las normas EN50126, EN50129 y EN50128 para desarrollos en el sector del ferrocarril, de la ISO26262 en el automóvil o la DO178B en la aeronáutica, entre otras.

 

La industria y el mercado demandan nuevos productos cada vez más complejos y que sean capaces de integrarse en un entorno global interconectado. De esta forma, la seguridad se ha convertido en un aspecto clave a considerar y por tanto, a probar. Este es precisamente un área en el que existe margen para el desarrollo y la investigación.

 

Además se demanda un time-to-market cada vez menor. Esto obliga, no sólo a innovar a nivel de producto, sino a dotarnos de competencias, procesos y herramientas que soporten esta evolución. Y todo ello pasa por tener un software de calidad para lo que el testing es una actividad esencial.

 

Izaskun de la Torre

Responsable de Proyectos de Validación y Verificación de SQS