Actualizado el 22/02/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Quiénes somos cuando navegamos por la red

Quiénes somos cuando navegamos por la red

Escrito por Redacción TNI el 04/07/2017 a las 17:16:12
1793

La percepción del tiempo cuando estamos navegando en internet, según los expertos, transcurre más rápido que cuando no lo hacemos. Es casi imperceptible, asegura el diario tecnológico PortalTic, pero ocurre.

 

Pese a que con frecuencia escuchamos que hablar de la realidad versus lo virtual es erróneo, pues la red y nuestra vida en ella es tan real como todo lo que nos rodea, es cierto que no actuamos del mismo modo cuando navegamos que cuando, por ejemplo, vamos en coche; incluso, como hemos apuntado unas líneas más arriba, el tiempo se vive distinto.

 

Con todo ¿cuáles son las diferencias entre esos dos aspectos de la existencia? En el mismo diario nombrado, se citan cinco aspectos.

 

En primer lugar, cuando entramos en la red, lo que buscamos es conseguir el anonimato. También queremos proyectarnos de un modo distinto a lo que somos diariamente. Algo así como el superyó, nuestra versión mejorada.

 

En segundo lugar, es frecuente encontrar a personas que lo que están buscando en la red es la posibilidad de no tener que rendir cuentas a nadie. Un mundo nuevo mucho más segmentado que la propia vida real, donde agruparse por afinidades u obsesiones: videojuegos, amor por los perros, cine japonés, etc.

 

El tercero de los efectos que buscamos al navegar es, en una sociedad donde la imagen es central, perder toda necesidad de mostrar nuestro rostro. Parecer un tanto contradictorio que cuando internet ha hecho surgir una cultura audiovisual mucho más fuerte, sea el mismo internet lo que nos permita escapar de esa cultura.

 

En cuarto lugar y como ya hemos avanzado antes, lo que buscamos en el ciberespacio es esa forma de vivir el tiempo que no hallamos en el mundo no virtual. Eso sucede así porque a diferencia de la interacción con humanos cara a cara, en la red esa relación tiene muchos planos temporales: dejar un comentario en una publicación de alguien que la ha escrito en el pasado, esperar las reacciones que una publicación propia tendrá en el futuro, etc.

 

Por último, en esta corta lista de aquello que buscamos en internet, encontramos la posibilidad de jugar. Llevar la posibilidad de ser otro hasta sus últimas consecuencias.

 

En resumen, queda claro que no vivimos del mismo modo en la red que en las calles y los caminos de nuestros pueblos y ciudades.