Actualizado el 24/11/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La nueva IP china no gusta en Europa

La nueva IP china no gusta en Europa

Escrito por Redacción TNI el 05/05/2020 a las 19:07:58
648

¿Está la red preparada para lo que vendrá en el futuro? Después de los debates que se han generado durante estos días de confinamiento por el aumento del tráfico online, la pregunta parece legítima. En realidad, la cuarentena no ha hecho más que demostrar un mundo que está por venir y en el cual el teletrabajo será una práctica habitual y el ocio estará más relacionado aún con el mundo virtual.

 

El 15 de marzo las grandes operadoras del país alertaron de que la red podía colapsarse. De todas maneras, eso no sucedió. Existen distintas teorías al respecto sobre el buen funcionamiento de la red. Por un lado, están quienes dicen que compañías como Telefónica o Vodafone han hecho un buen trabajo sobredimensionando la red y por el otro se encuentran quienes consideran que la alarma de las grandes operadoras no tenía mucho sentido.

 

Sea como sea, lo cierto es que el gran reto de internet no era aguantar la cantidad de tráfico experimentado durante el confinamiento. El verdadero reto se encuentra en lo que tiene que venir: el internet de las cosas, la conducción de coches automática o los hologramas.

 

Es por este motivo que China junto con Huawei propusieron el mes de septiembre pasado en el marco de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) redefinir la estructura de la red basada en los protocolos TCP/IP. Para ello están trabajando en la creación de una “nueva IP” que se ha dado a conocer este mes de marzo y que debería poder asumir el tráfico de los desarrollos citados en 2030.

 

Esta decisión no ha gustado a todo el mundo. Entre sus detractores se encuentra RIPE, el organismo que coordina la red de Internet europea. Según esta institución aún no es necesaria esta infraestructura y, además, considera que se está desarrollando de forma poco transparente. Es lo mismo que afirmaron países como Estados Unidos, el Reino Unido o Suecia cuando conocieron la noticia.