Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. El catalán en los servicios de vídeo bajo demanda

El catalán en los servicios de vídeo bajo demanda

Escrito por Redacción TNI el 03/03/2020 a las 14:45:15
798

El presidente del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), Roger Loppacher, ha reclamado que la transposición de la nueva Directiva de servicios de comunicación audiovisual fomente la presencia de contenidos audiovisuales hechos en Cataluña y en lengua catalana en los catálogos de las plataformas de vídeo bajo demanda, como por ejemplo Netflix. Y en la misma línea, ha pedido que, tal y como está previsto en la Directiva, estas empresas contribuyan financieramente a la producción catalana y en catalán, siguiendo el mismo modelo que se aplica a las televisiones convencionales.

 

Loppacher ha hecho estas declaraciones en la jornada organizada hoy, 28 de febrero, por el CAC y por la Barcelona School of Management de la Universitat Pompeu Fabra (BSM-UPF), bajo el título “Hacia una nueva regulación audiovisual. La transposición de la Directiva europea de servicios audiovisuales”.

 

En el encuentro han participado representantes de los gobiernos de la Generalitat y del Estado, de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), de la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca), de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), de Google y de Telefónica

 

El presidente del CAC ha hecho referencia a la obligación establecida en la directiva por la que las plataformas de vídeo bajo demanda deben incluir en sus catálogos, como mínimo, un 30% de obra audiovisual europea.

 

“Del mismo modo que esta iniciativa responde a la necesidad de promover la obra europea, hay que prever medidas que fomenten los contenidos catalanes y en catalán en los servicios bajo demanda”, ha dicho, y ha precisado: “De este modo se promueve la diversidad cultural y lingüística dentro de las obras audiovisuales europeas”. “Además, habrá que estar muy atentos a la prominencia de las obras europeas en el menú y los buscadores de las plataformas”, ha explicado.

 

Según Loppacher, sin embargo, ello no se debería limitar solo a las obras europeas, si no que estos servicios bajo demanda también deberían incorporar a su catálogo los contenidos en catalán que ya estén disponibles en esta lengua, ya sean doblados o subtitulados. “Tenemos que tener muy presente que la presencia de contenidos en catalán es casi inexistente, por no decir nula, en los servicios audiovisuales de pago y en las plataformas de vídeo bajo demanda”, ha subrayado.

 

Roger Loppacher ha explicado también que para promocionar las obras catalanas y en catalán también hay que tener muy presente que en la directiva se prevé la posibilidad de que los prestadores no lineales contribuyan financieramente a la promoción de obras europeas.

 

“Entendemos que recae en el legislador considerar la incorporación de dicha medida financiera. Desde el CAC entendemos que sí debería incluirse para equiparar dicha contribución con la que ya realizan desde hace tiempo los servicios de televisión lineales”, ha dicho en relación con la obligación de las televisiones privadas de destinar un 5% de su volumen de negocio a la financiación anticipada de producción europea (6% en el caso de las televisiones públicas).


 

Protección de los menores de edad y discurso de odio

 

Loppacher ha destacado que en la Directiva se prevé, mediante la corregulación, un incremento de la protección de los menores de edad frente a los contenidos perjudiciales, así como una mayor defensa de la ciudadanía frente a los contenidos que incitan al odio y a la violencia. El presidente del CAC lo ha valorado positivamente, pero ha considerado que “para hacer cumplir estas medidas, es fundamental que las autoridades independientes de regulación participen en la elaboración, validación y posterior evaluación de los códigos de corregulación, y, por lo tanto, sean las verdaderas garantes de la aplicación de la norma”.

 

Según Loppacher, habría que establecer unos procedimientos para que el país de recepción pueda poner en conocimiento de las plataformas los incumplimientos, con independencia del lugar donde radiquen. También ha considerado que los reguladores deberían disponer de las herramientas y los poderes necesarios para hacer efectiva dicha protección y para ordenar a los proveedores del servicio de alojamiento la retirada de los contenidos ilícitos si se diera el caso.

 

Asimismo, Loppacher ha pedido que la transposición de la Directiva incluya medidas para evitar los contenidos que atenten contra la salud de las personas, la publicidad encubierta, que está muy presente en las plataformas, y medidas para evitar la exposición de los menores a los contenidos y a las comunicaciones comerciales de las plataformas que promuevan el juego y las apuestas.

 

En la Directiva se prevé también más flexibilidad en relación con las comunicaciones comerciales, tanto en cuanto a su cómputo horario como a la presencia de la fórmula del emplazamiento de producto, según ha dicho Loppacher.

 

El presidente del CAC también ha explicado que en la nueva Directiva se destaca la importancia de la educación en comunicación audiovisual. “En este sentido, creemos que los prestadores, tanto públicos como privados, deberían incorporar a la programación herramientas e instrumentos de educación mediática”.

 

Loppacher también ha mencionado que en la nueva Directiva se introduce el requerimiento legal de que existan reguladores audiovisuales y se proponen medidas para garantizar su independencia. “Actualmente, es necesario promover más intensamente la cooperación entre autoridades, y aquí es donde cobra importancia la European Regulators Group for Audiovisual Media Services (ERGA), que es la institución donde se debaten cuestiones de gran relevancia para los ciudadanos de Cataluña”, ha dicho Loppacher, quien ha añadido: “En este sentido, creo que sería muy importante que las autoridades como el CAC, con experiencia y larga trayectoria en este ámbito, pudieran participar en el ERGA y pudieran contribuir a su tarea y hacer aportaciones”.