Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Así nace una app famosa

Así nace una app famosa

Escrito por Guillem Alsina el 24/11/2020 a las 18:57:02
889

¿Has escuchado alguna vez el nombre de una app llamada Burbn? Es poco probable porque, como tal, no tuvo mucho éxito.


A finales de la primera década del nuevo siglo (y del milenio) estaban de moda las apps de check-in y ubicación, lideradas por FourSquare. Algunas de las startups que nacieron al calor de esta moda venían de ex trabajadores de Google.


Este fue el caso de Kevin Systrom, quien tras pasarse dos años como mánager de producto en la compañía del buscador trabajando con herramientas como Gmail, Docs, o Calendar, decidió emprender su propio camino. Y este pasaba por una app de ubicación y check-in.


Tras pasar brevemente por una startup llamada NextStop, Kevin decidió empezar una nueva aventura del mismo estilo pero en solitario y, para ello, se tomó un tiempo sabático para centrarse en el desarrollo de su aplicación. Lo que hizo fue comprar dos billetes para ir desde California a México, para cambiar de entorno y evitar las distracciones. Uno era para él, y el otro para su novia.


Así nació Burbn, una app que, además de permitir la realización de check-ins, también permitía colgar fotografías, algo que, para asombro de Kevin, su novia no hacía. Así que le preguntó el motivo.


Y la respuesta fue providencial para el joven: su novia (lo siento, pero no he podido encontrar el nombre de la chica por ningún lado en la red) no quería colgar las fotos tomadas con su iPhone 4 porque no quedaban bien en comparación con las demás de los pocos usuarios que tenía (unas ochenta personas), y le sugirió a su novio que añadiera alguna clase de filtros, que era lo que estaba utilizando todo el mundo.


Kevin así lo hizo, y pronto se dio cuenta que ahí se encontraba el futuro de la app, que empezó a incrementar sus descargas.


La decisión de centrarse en la compartición de imágenes fue sencilla y, tras ello, Kevin eliminó todo el resto de funcionalidades que no tenían a ver con esta. En unas semanas, la nueva app consiguió llegar a las 25.000 descargas en un solo día.


Para dar a entender que ya se centraba solamente en fotografías, Kevin Systrom había decidido cambiarle el nombre: ahora se llamaba -y todavía se llama- Instagram.