Actualizado el 23/11/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. ¿Un antes y un después en el mundo de las Fake News?

¿Un antes y un después en el mundo de las Fake News?

Escrito por tecnonews el 10/11/2020 a las 16:01:33
527

Como todo hacía pensar, las elecciones de los Estados Unidos se han convertido en el escenario idílico para la desinformación. Nada extraño si tenemos en cuenta que uno de los candidatos, Donald Trump, ya antes de conocerse los resultados aseguraba que si perdía no los daría por buenos.

 

Más allá del mal perder del presidente saliente, lo cierto es que en lo referente a la comunicación en estas elecciones, a diferencia de las celebradas en 2016, se han podido apreciar cambios sustanciales.

 

Una de las máximas periodísticas dice lo siguiente: Si alguien te dice que llueve y otra persona te dice que no llueve, tu tarea como periodista es abrir la ventana y ver qué sucede. A diferencia de esto, desde hace años nos encontramos con el llamado periodismo declarativo que se encarga de dar voz a todos los actores de un debate, por mucho que uno de esos actores esté mintiendo.

 

Donald Trump cogió a pie cambiado a muchos periodistas. Se creían que con obtener declaraciones de todos los representantes de un debate el trabajo ya estaba hecho porque nadie era tan sinvergüenza de dedicarse a mentir y mentir e instalarse en la mentira. Trump ha demostrado que la extrema derecha populista de Steve Bannon tiene en la mentira su esencia.

 

El pasado jueves 5 de noviembre, Donald Trump hizo una aparición televisada que será recordada durante tiempo por lo mucho que ha significado. El presidente aparecía para todo el país en cadenas tan renombradas como ABC, CBS, CNBC, CNN o Fox. Una vez más como lleva haciendo desde el día de las elecciones Trump afirmó que el recuento de votos era ilegal y que si se contaban los votos emitidos hasta la fecha, él era el claro ganador.

 

Automáticamente, ABC, CBS i CNBC cortaron la emisión del discurso para señalar que lo que estaba diciendo Trump no era cierto. Si se contaban los votos que el identificaba como legales, seguía siendo perdedor. A todas luces este es un cambio sin precedentes en la dinámica de desinformación que llevábamos viviendo en los últimos años.

 

¿Creará esto un cambio en la forma que tenemos de ver la información? Se podría argüir que el desmentido de las cadenas de televisión americanas es solo una parte de los canales en los que se traslada el mensaje de Trump. Sin embargo, también en estos días hemos visto formas de actuación distintas en función de las redes sociales. Así mientras Twitter ha podido parar la desinformación, Facebook ha capeado el oleaje y YouTube se ha hundido en un mar de Fake News.