Actualizado el 11/12/2018

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. ¿Son los videojuegos el nuevo futbol?

¿Son los videojuegos el nuevo futbol?

Escrito por tecnonews el 20/02/2018 a las 18:54:03
1345

De forma silenciosa, los videojuegos se han colado en nuestras vidas mucho más allá de la clásica visión que hace unos años teníamos de ellos. ¿Cosas de críos? Para nada del mundo. Como todo el mundo sabe, actualmente hay personas que viven de ellos, hay centros de entrenamiento y se están construyendo los primeros estadios para albergar las competiciones de los videojuegos más famosos.

 

En España todavía nos encontramos en los albores de esta fiebre que en Estados Unidos mueve millones de dólares. Hace algunas semanas se presentaba en Madrid la primera escuela para entrenar a jugadores. La e-Squad Academy ha contratado a algunos de los gamers más importantes del momento para que ejerzan de profesores y se plantea ampliar su docencia a tempranas edades.

 

Por otro lado, las profesiones relacionadas con el sector en cuestión son cada vez más numerosas. Además de los jugadores profesionales que compiten en torneos internacionales, encontramos a los comentaristas o youtubers de videojuegos. A todos ellos hay que sumar aquellas profesiones relacionadas con la creación de los videojuegos: guionistas, creadores, informáticos, dibujantes, etc.

 

¿Hay futuro para vivir de este mundo? Lo cierto es que, de momento, a diferencia de otros deportes, los videojuegos no suscitan grandes sueldos. Muchos gamers se quejan de que los sueldos apenas llegan a los 1.000 euros. Con todo, según un estudio realizado por Fluendo, el 77% de los jugadores creen que los e-Sports son una profesión de la que se podría vivir y el 73% de ellos querría ganar un sueldo, algún día, compitiendo a nivel profesional.

 

Desde hace un par de años se discute arduamente sobre cómo las máquinas acabarán con un importante número de profesiones. Sin embargo, y como demuestra la anterior información presentada, son muchas las profesiones que nacerán de la proliferación de las tecnologías. A nadie le interesa una competición deportiva en el que compitan máquinas; el deporte, la grandeza del deporte, se encuentra en el error humano.