Actualizado el 07/07/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Se acabo la barra libre

Se acabo la barra libre

Escrito por tecnonews el 24/04/2018 a las 23:56:32
1870

Durante un tiempo las grandes plataformas de contenido no hicieron mucho caso a lo que se subía. Lo importante era que portales como Facebook, Twitter y YouTube tuvieran millones de seguidores. Lo importante era que se visibilizara que las redes sociales habían conseguido captar la atención de los internautas.

 

Actualmente los usuarios de Facebook se cuentan por miles de millones y otro tanto sucede -pero en centenares- si hablamos del resto de las redes sociales.

 

Esos números que daban prestigio ahora ya no gustan tanto a los responsables de las redes sociales. Algo ha cambiado en los últimos tiempos. De hecho, podemos poner una fecha exacta: el 8 de noviembre de 2016.

 

Fue entonces cuando las grandes empresas de la red se dieron cuenta de que había que poner fin al despiporre que se había montado en su nombre. ¿No saben qué sucedió ese día? Es obvio, Donald Trump ganó las elecciones de Estado Unidos con la inestimable ayuda de webs como Twitter o la red social creada por Mark Zuckerberg.

 

Los líderes empresariales del sector -beneficiados por la administración Obama- se pusieron las manos a la cabeza. ¿Cómo podemos haber hecho que el monstruo gane las elecciones? Las decisiones de Trump de revalorizar la vieja industria de la costa este -automovilística, energética y financiera- allí donde nació como magnate, explican a la perfección el odio que tienen los gurús de la costa este al hombre del tupe.

 

Debían cambiar el rumbo para que la locura terminara.

 

Esta semana dos noticias nos hablan de lo mismo. Gran parte de las cuentas creadas en las redes sociales son falsas o persiguen objetivo poco democráticos. Facebook ha anunciado que durante el año borró 1,8 millones de publicaciones que incitaban al terrorismo. Por su parte YouTube afirmó haber eliminado 8,2 millones de cuentas que no se adscriben a sus normas de conducta. De esas cuentas detectadas por la plataforma de videos, el 80% estaban basadas en la inteligencia artificial, es decir, eran bots que se encargaban entra otras tareas de difundir informaciones falsas, las llamadas Fake News, para crear estados de alarma o para embarrancar la vida periodística.

 

No son las primeras noticias que nos hablan del fin de fiesta. Otras plataformas están tomando cartas en el asunto porque la red es cada vez más robot y menos humana.  

 

Vamos a ver un tiempo en el que las normas de publicación de las plataformas de contenido se endurecen. Algunos dirán que es atentar contra la libertad de publicación, sin embargo, la libertad es saber establecer uno límites que beneficien a la mayoría.