Actualizado el 15/05/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. ¿Los políticos deben tener Twitter?

¿Los políticos deben tener Twitter?

Escrito por Tecnonews el 13/04/2021 a las 18:35:48
589

Ada Colau ha dejado Twitter. La alcaldesa de Barcelona anunciaba el 11 de abril que abandonaba la red social para poder dedicarse a la buena política. Sin duda los motivos que esgrime Colau para marcharse de la red son poderosos. Según ella, al inicio Twitter era una red de intercambio de ideas, sin embargo en los últimos tiempos se ha llenado de “perfiles falsos y anónimos que intoxican la red e incitan al odio”. Añade la alcaldesa que la red del pájaro ha generado el fenómeno de “la tiranía de la presencia permanente”. Se refiere al hecho de tener que opinar de todo porque si no lo haces tus detractores van a criticarte no hacerlo y si opinas van a criticarte igualmente.

 

Colau cuenta con casi 1 millón de seguidores en la red social, por lo cual su decisión es valiente. Una audiencia así es un medio de comunicación y un altavoz en sí misma, y renunciar a ella no debe ser sencillo.

 

No es el único caso similar que hemos conocido esta semana. La periodista Cristina Fallaràs también ha anunciado que deja la red. Ella argumenta que abandona la red social por las constantes amenazas que recibe aquí y la falta de diálogo que hay en Twitter. Ciertamente, Fallaràs ha llegado a recibir fotografías de balas de pistola dirigidas a su familia.

 

Con todo un caso y otro son muy distintos. La periodista abandona por miedo mientras que la alcaldesa lo hace al considerar que la red social no beneficia su quehacer político. Podemos pensar que la segunda es una buena decisión para un cargo público, sin embargo el rumbo tomado por Colau tiene elementos que pueden ser criticados. ¿Puede un representante público abandonar las redes sociales? Sin duda la pregunta no es fácil de resolver pues si un político deja una plataforma como Twitter muchos ciudadanos dejan de tener acceso a sus ideas y sus propuestas.

 

Al mismo tiempo, las palabras de Colau también pueden ser criticadas por otro aspecto: pese a ser falsos, los perfiles que la insultan o la critican son de personas reales. Ciertamente no juegan limpio, pero no es su trabajo aguantar las críticas.

 

Por otro lado, en el comunicado que la alcaldesa de Barcelona ha publicado también podemos ver como al final nos indica sus otras redes sociales. ¿Tiene sentido abandonar Twitter, la red social más horizontal, para seguir en plataformas como Facebook o Instagram que están organizadas de un modo mucho más vertical y adecuado para un cargo político que no quiere críticas? Ahí está la pregunta.

 

Con todo ello no queremos afirmar que la decisión de Colau no sea consecuente y fruto de la reflexión. Puede incluso que su marcha sea un interesante camino a seguir para todos los cargos públicos. Sin embargo, su abandono de Twitter suscita preguntas que no han quedado resueltas.





Noticias Relacionadas:


Cifras astronómicas
La constante