Actualizado el 26/02/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Los partidos no quieren política moderna

Los partidos no quieren política moderna

Escrito por Tecnonews el 02/02/2021 a las 20:12:19
546

Las elecciones catalanas están suponiendo una nueva enmienda a las viejas formas de gestionar la política. Mientras la población observa impávida como los distintos grupos políticos luchan por conseguir el poder, los deseos de todo el mundo –y aquí la utilización exagerada del término no lo es- pasa por superar la pandemia y volver a algo parecido a la anterior normalidad.

 

Parece pues que las únicas personas que realmente tienen un real interés en las urnas son, con sus matices, las distintas formaciones políticas.

 

Con todo, lo más sorprendente de esta situación en la que estamos metidos es la ineptitud por imaginar  e incluso llevar a cabo una formula democrática adaptada a nuestros tiempos pandémicos. Las preguntas con las elecciones catalanas surgen casi solas: ¿Por qué tras más de un año de pandemia no existen ya las elecciones telemáticas? Podemos argüir que las votaciones son necesarias para que luego no llegue un personaje como Donald Trump y empiece a afirmar que los votos no cuentan porque los controlan las grandes tecnológicas. Sin embargo, las sociedades sin no han sido llevadas al paroxismo, son suficientemente maduras para entender que para amañar una elecciones se necesita mucha violencia. Otra pregunta: ¿Por qué pese a clausurar toda la vida cultural y de ocio los mítines siguen siendo legales y en caso de querer acudir a uno de ellos ubicado en otro municipio al propio es factible saltarse el perímetro de confinamiento? Resulta curioso que a ningún partido se le haya ocurrido realizar una campaña única y exclusivamente a través de plataformas digitales. Quizás sería tan efectiva que los votantes verían en ese partido un gestor serio de la realidad. En cambio, todos los partidos prefieren tener su quota presencialidad, moverse por el territorio, contentar a sus simpatizantes y militantes como si de estructuras feudales se tratase. Todo, un sinsentido.





Noticias Relacionadas:


Salida democrática
Elecciones 2015