Actualizado el 09/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Larga vida a la radio

Larga vida a la radio

Escrito por tecnonews el 30/01/2018 a las 20:25:04
2571

Vivimos en un momento en el que prácticamente podemos elegir todo aquello que queremos ver o oír. Si nos apetece una película, vemos una película, si nos apetece escuchar una canción, instantáneamente podemos escuchar esa canción. ¿Por qué sigue triunfando un medio de comunicación como la radio? ¿Por qué este artilugio sigue tan vigente en nuestras sociedades cuando escuchar la radio significa encenderla y no saber con qué contenidos nos encontraremos?

 

Con la llegada de la televisión primero e internet después, muchas personas vaticinaron la muerte de la radio. En cierta forma, la radio como la habíamos conocido está desapareciendo. La Frecuencia Media (FM) será con el paso del tiempo cada vez menos frecuente y en su detrimento las “ondas” nos llegarán a través del DAB o por internet con la radio híbrida.

 

Con todo, el concepto de radio sigue siendo el mismo. Darle al dial y esperar a ver qué pasa. La pregunta sigue, entonces, siendo la misma: ¿Por qué cuando podemos decidir todo esperamos esa cierta sorpresa? Los humanos, pese a ser animales amantes de la planificación, llevan en su fuero interior el gusto por lo no controlado. Ese ese el germen de la radio.  

 

Al mismo tiempo, la radio es, como el libro, un medio que exacerba nuestra imaginación. En una sociedad basada en la imagen, hay algo agradable en el acto de cerrar los ojos y dejarnos guiar solamente por las palabras. Nuestro sistema de valores siempre visuales se desmorona. La voz consigue transportarnos hasta lugares inimaginables.     

 

En historia política se explica con frecuencia el caso de Nixon contra Kennedy. En la campaña electoral que enfrentaba a ambos, la televisión era un medio incipiente y en muchas casas de los Estados Unidos todavía no había entrado este aparato. Aquellas personas que escucharon el debate entre los dos candidatos dieron por supuesto que Nixon sería el nuevo presidente del país. Sin embargo, quienes vieron el mismo debate, exactamente el mismo por televisión, consideraron que Kennedy sería el ganador.

 

Esta anécdota explica a la perfección el poder de la radio: un medio donde la voz y la palabra tienen verdadero valor; un medio al que le queda una larga vida.