Actualizado el 15/12/2017

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Campo Contrario
  4. >
  5. Big Data, Deep Learning, ... y el incierto futuro

Big Data, Deep Learning, ... y el incierto futuro

Escrito por Grabiel Arroyo Hinojosa el 28/11/2017 a las 19:34:08
1158

(Estudiante de Ingeniería Informática)

Desde el nacimiento de la llamada “Sociedad de la información” y la creciente influencia de las tecnologías en la vida diaria, se han producido una enorme cantidad de cambios en la forma de vivir nuestro día a día: la pérdida del formato físico y el pequeño comercio en pos de la compra online, el aumento en la oferta de todo tipo de productos culturales como pueden ser música, películas o la lucrativa industria del ocio o la incursión de la supuesta economía “colaborativa” son sólo algunos cambios del enorme crisol que se han producido en los últimos años.

 

Sin embargo, todos ellos palidecen ante el que probablemente sea el máximo exponente de esta nueva sociedad, el acceso a una enorme cantidad de información y la incursión de las redes sociales en todos los aspectos de la vida pública y privada. Sin entrar a valorar los pros y los contras de éstas, es importante destacar como han llegado a convertirse en una parte prácticamente fundamental de nuestra rutina. Sería verdaderamente difícil prescindir de Google (con un creciente 77 % del mercado de buscadores en 2017)[1] o otros buscadores, y, en muchos casos, de servicios como Facebook, Whatsapp, Facebook Messenger o Instagram (todas de Facebook), Twitter o Youtube entre otras. Éstos facilitan enormemente las relaciones sociales, laborales y con el entorno, siendo a dia de hoy prácticamente cruciales.

 

Toda la información de nuestro día a día: gustos, búsquedas, opiniones, temas de actualidad, inclinaciones políticas, estados de ánimo... se encuentran en mano de un reducido número de multinacionales privadas. Gracias a la aparición de tecnologías como el Big Data o Deep Learning, que han encontrado en empresas como las anteriores su tierra prometida, no tan sólo se abre un enorme abanico de indudables avances tecnológicos y científicos que, bien gestionados, podrían beneficiar enormemente a la población mundial, sino que, también, se plantean escenarios más sombríos para el grueso de la población.

 

Aunque empresas cómo Google o Facebook se venden como amigables e interesadas en impulsar un mundo mejor, no es difícil hacer un búsqueda por Internet y encontrar noticias de multas a alguno de estos dos gigantes por competencia desleal, vulneración de la privacidad de los usuarios o, más actual, la proliferación de las llamadas “fake news” en las redes sociales [2][3][4][5][6][7][8]. La enorme cantidad de información sobre la sociedad de la que disponen estas multinacionales junto a las tecnologías previamente mencionadas y la incipiente sombra del nacimiento de IA’s infinitamente más competentes que el ser humano hace preocupante la gran ventaja competitiva que estos negocios podrían tener sobre el resto y, especialmente, su enorme influencia sobre la sociedad en todos sus aspectos. Predecir la actuación de las personas, controlar sus emociones, saber que piensan sobre determinados temas, influenciar sobre las noticias que leen o las opiniones que reciben, todo ello para “ofrecer un mejor servicio”, podría traducirse en sólo escuchar noticias que hablen bien de lo que nos gusta o nos calme, opiniones interesadas, artículos que aparecen dos o tres puestos más abajo de lo que deberían o cualquier acción posible para influenciar sobre la opinión pública para impulsar una determinada agenda sería posible para ellos o sus socios. No sin embargo, ya en las elecciones americanas ambos partidos políticos hicieron uso del Big Data para sus campañas y elaborar sus discursos. [9][10]

 

Dejar en manos de organismos privados una tecnología con aplicaciones tan poderosas y con tanta información sobre nosotros, tal vez no sea la mejor idea posible para garantizar una sociedad libre, democrática y que vele por los intereses de todos. En mi opinión, replantear la relación y las normas a las que se adhieren muchas de estas compañías debería de ser un asunto político y de interés público.

 

 

 

1http://www.smartinsights.com/wp-content/uploads/2017/04/Search-engines-by-market-share.png

2 https://www.linkedin.com/pulse/google-sanctioned-french-data-protection-authority-pierre-fal ler

3 https://www.reuters.com/article/us-eu-google-antitrust/eu-fines-google-record-2-7-billion-in-first-antitrust-caseidUSKBN19I108

4 http://www.mmlex.it/lack-of-fairness-and-abuse-of-economic-dependence-google-sanctioned-by-the-court-of-milan/

5 http://www.businessinsider.com/facebook-fined-122-million-in-europe-for-misleading-whatsapp-deal-2017-5

6 https://www.theguardian.com/technology/2017/may/18/in-europe-political-attitudes-are-changing-to-facebook

7 https://www.recode.net/2017/9/27/16376502/mark-zuckerberg-facebook-donald-trump-fake-news

8 https://www.theguardian.com/technology/2017/may/16/facebook-fake-news-tools-not-working

9 https://www.nbcnews.com/politics/elections/how-big-data-broke-american-politics-n732901

10 https://www.ibm.com/blogs/think-leaders/data/role-big-data-election//