Actualizado el 18/06/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Si la Inteligencia Artificial es la respuesta, entonces ¿cuál era la pregunta?

Si la Inteligencia Artificial es la respuesta, entonces ¿cuál era la pregunta?

Escrito por Pere Arcas i Blanch el 16/05/2023 a las 11:15:38
1507

(Coordinador de contenidos pedagógicos de nextus.global)

El próximo sábado 20 de mayo, en el marco del festival DOCS Barcelona, se realizará una mesa redonda en la que nos preguntaremos, en positivo, qué puede aportar la Inteligencia Artificial al mundo de la educación y la narrativa audiovisual. La entrada de la IA en nuestras vidas ha sido tan fulminante que todavía nos tiene desconcertados. Todo el mundo habla de ella y se multiplican los eventos como el de este sábado en el auditorio del CCCB. Hay tantos que es comprensible que la sobredosis comience a generar dudas sobre la necesidad de hacer nuevos. En cambio, cuanto más profundizo en el tema más veo su importancia.

 

Ayer mismo, por ejemplo, probé una aplicación conversacional de Inteligencia Artificial que permite conversar con personajes históricos. Estaba preparando la moderación de la mesa redonda del sábado y decidí hablar con Sócrates, el filósofo griego, para preguntarle si consideraba correcta la metodología científica de Karl Popper basada en la falsación. Sócrates me contestó que, efectivamente, le daba su apoyo porque sus tesis aportan una manera poderosa de pensar.

 

Nada que decir sobre la respuesta. No soy nadie para juzgarla. Pero teniendo en cuenta que Sócrates ya llevaba 2.301 años muerto cuando los progenitores de Popper aún estaban en proceso de gestarlo, me entró una cierta sensación de estar comunicándome con el más allá mediante una ouija digital.

 

Y esto me hizo pensar que, quizás, el problema no es la IA en sí misma, sino el envoltorio que le aplicamos. Mi charla con Sócrates es un ejemplo más de un error al que tendemos siempre que llega una novedad tecnológica: basarnos en patrones y metodologías antiguas para trabajar con las nuevas. Nos cuesta asumir que una novedad potencialmente disruptiva demanda cambios disruptivos que la acompañen.

 

¿Sabemos realmente lo que es la Inteligencia Artificial? ¿Qué hay más allá de la inmensa capacidad para procesar millones y millones de datos? ¿Convertiremos la IA en una especie de invento mágico y misterioso como ya hicimos con la aparición de la radio, el cine, los ordenadores o Internet? ¿Volveremos a verla como un enemigo desestabilizador de nuestra sociedad antes de entenderla?

 

 

Tenemos la necesidad de conocer cosas sobre la IA porque los mensajes son, ahora mismo, abundantes y contradictorios. Es muy curiosa la contradicción de que, aunque seamos plenamente conscientes de estar viviendo un período de desinformación como nunca, nos aferramos a las opiniones que se ajustan a nuestros criterios preestablecidos, por poco contrastadas que sean estos.

 

Por eso necesitamos, más que nunca, detenernos a escuchar. Escuchar testimonios y reflexiones de personas que viven, de verdad, el día a día de la evolución de la Inteligencia Artificial. Necesitamos conocer de primera mano lo que nos tienen que explicar las personas especializadas en programar los algoritmos, en aplicar la IA como herramienta para la educación, en encontrar nuevas formas creativas de narrar las historias.

 

En este momento, la Inteligencia Artificial procesa un volumen tan inimaginable de datos que las aplicaciones que la utilizan no tienen ningún problema en ofrecer a la población con acceso a esta tecnología tantas respuestas como seamos capaces de imaginar. Y si esto ya es así, quizás ya ha llegado el momento de dedicar menos tiempo a buscar respuestas y centrar nuestros esfuerzos en aprender a hacernos las preguntas adecuadas.

 

Hacernos preguntas no es un ejercicio nada fácil y no se aprende por generación espontánea. Es necesario practicar mucho para saber generar las cuestiones esenciales que nos hagan más sabios. Y aquí la educación tiene un papel más que relevante. Necesitamos, por lo tanto, un profesorado que acompañe al alumnado en este proceso vital que está cambiando de paradigmas a marchas forzadas.

 

La mesa redonda del sábado 20 de mayo en el auditorio del CCCB será una buena oportunidad para hacernos muchas preguntas pertinentes sobre la Inteligencia Artificial. Y después, que cada uno tome las conclusiones que quiera.

 

Pere Arcas i Blanch

Coordinador de contenidos pedagógicos de nextus.global