Actualizado el 23/11/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. ¿Quién no está invirtiendo en tecnologías cuánticas?

¿Quién no está invirtiendo en tecnologías cuánticas?

Escrito por Carlos Abellán el 20/10/2020 a las 14:32:02
892

(CEO de QUSIDE)

Tan solo en el mes de septiembre, mas de 10 empresas, incluyendo varias de las tecnológicas más grandes del mundo, han lanzado nuevos productos basados en tecnologías cuánticas al mercado. Y a pesar de que esto no es algo que pasa cada mes, de momento, sí es innegable que las tecnologías cuánticas son una realidad más allá de la investigación.

 

Esta nueva realidad promete, por un lado, incrementar nuestra capacidad de procesar información, hoy limitada y, por el otro, aumentar nuestra capacidad de proteger nuestros datos y privacidad, también limitada. Mejorar en esas dos direcciones, la computación y la ciberseguridad, es un elemento fundamental y habilitante para el despliegue a escala de tecnologías tan relevantes como el internet de las cosas, la inteligencia artificial, los coches autónomos o el 5G.

 

En el caso de la ciberseguridad, han convergido recientemente dos elementos que incrementan la necesidad de proveer una conectividad más segura a nivel global. Más segura entre personas. Más segura entre máquinas. Y más segura entre personas y máquinas.

 

Uno de estos elementos era ya conocido: la ciberseguridad de hoy en día no es lo suficientemente robusta como para garantizar la privacidad de nuestras comunicaciones y datos en el futuro. Sabemos que, si tuviéramos un ordenador cuántico lo suficientemente grande, podríamos romper la ciberseguridad que utilizamos hoy en día en Internet. Si bien es cierto que no disponemos hoy de tal ordenador cuántico, sí disponemos de una cantidad ingente de almacenamiento. Eso quiere decir que una cosa que sí podemos hacer es almacenar mensajes hoy con el fin de desencriptarlos en el futuro, cuando haya un ordenador cuántico lo suficientemente grande. Si tenemos en cuenta que esa información puede tratarse de nuestros datos médicos privados, o de nuestros emails, o de la información confidencial de una empresa o un gobierno, nos damos cuenta de que claramente estamos ante un problema que debemos resolver hoy.

 

Y como decía antes, esto ya era algo conocido de hace tiempo. De hecho, el National Institute of Standard and Technology (NIST), el organismo estadounidense líder en estándares de ciberseguridad lanzará en 2022 una nueva serie de algoritmos para ciberseguridad en los que lleva trabajando ya varios años. A esta nueva generación de algoritmos se les conoce como seguridad post-cuántica.

 

El segundo elemento clave es que la percepción sobre la importancia de la ciberseguridad ha aumentado mucho, y de forma muy rápida. La crisis sanitaria mundial que estamos viviendo con el Coronavirus ha revelado algunas carencias que tenemos tanto a nivel de concienciación como a nivel de tecnología en cuanto a ciberseguridad se refiere. Y eso ha sucedido en el momento en el que la gran mayoría de las trabajadoras y trabajadores se han desplazado de su lugar habitual de trabajo a sus casas, donde la cantidad de ciberataques y riesgos se ha incrementado de forma muy significativa.

 

Cuando sumamos a la necesidad de disponer de nuevas tecnologías de ciberseguridad (algo que ya sabíamos), la necesidad de acomodar un trabajo remoto seguro en nuestro nuevo día a día (algo que necesitamos), obtenemos un entorno ideal para invertir rápido y de forma proactiva, para transformar la conectividad hacía un lugar que nos beneficia a todos. 

 

En Quside trabajamos en el desarrollo de tecnologías cuánticas con la visión de mejorar la ciberseguridad y la capacidad de cómputo de los sistemas actuales. Recientemente lanzamos nuestro primer producto al mercado, la FMC 400, un generador cuántico de números aleatorios de altas prestaciones. Nuestro objetivo con este producto, y con otros que le seguirán en los próximos meses, es ayudar al despliegue de nuevos productos e infraestructuras con capacidades de seguridad y computación aumentadas y duraderas. Contribuimos a optimizar el retorno a la inversión que la industria debe hacer hoy en un proceso necesario de migración hacía el futuro de la ciberseguridad.

 

Así que, con los avances recientes en el campo de la computación cuántica, debemos preparar nuestras soluciones de ciberseguridad para esta transición hacía una vida digital más segura.