Actualizado el 20/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Oferta de empleo

Oferta de empleo

Escrito por Carles Grau el 20/09/2018 a las 13:39:26
1487

(CEO at Mobile World Capital Barcelona)

Un amigo developer me contaba el otro día que de media recibe un par de ofertas de empleo al día. En los días malos, le llega una. Mi amigo, que además de ser joven tiene una mentalidad estratégica increíble, es muy bueno y como él hay pocos. Se trata de un perfil raro, buena gente, pero raro. Los buenos como él están donde quieren estar, ya sea aquí o repartidos por el mundo, pero escogiendo en qué proyecto invierten su tiempo; los apañados, tapando la voracidad del mercado, y el resto, pues bueno, como en todos los sectores el resto siempre hace lo que puede.

 

Volviendo a mi buen amigo, decirles que lo que le hace especial es que representa a un colectivo profesional todavía por clasificar que hace algo extraordinario: dan respuesta a una necesidad que el mercado todavía no tiene bien definida. Este tipo de necesidad latente, al nacer en un entorno de transformación digital tan complejo como el actual, provoca que lo que debería ser una evolución natural del mercado (formación, primeros puestos de trabajo para aprender, ganar experiencia, etcétera etcétera) se rompa. Crack. Y de ahí, dos opciones: caos y oportunidades porque la ferocidad de lo digital exige developers, data scientists, growth hackers, en definitiva, demanda con urgencia “un nuevo tipo de profesionales”. Y hablamos de “profesionales” así entre comillas, porque todavía no tienen una etiqueta que los defina.

 

Hoy en día tenemos que asumir un cambio de rutinas si queremos que Barcelona se convierta en un entorno ideal para innovación digital. Tenemos un ecosistema diferencial, que crece y genera oportunidades, pero sobre todo porque apuesta por el talento digital. Las grandes corporaciones creen en Barcelona para impulsar sus hubs de innovación –SEAT, Nestlé, Zurich o Amazon-, también lo hacen los integradores de sistemas –Everis, Accenture, EY o Indra- o los emprendedores, que encuentran aquí un ecosistema a medida para hacer crecer sus startups y que les acompaña para lanzarlas a nivel internacional. Por lo tanto, ser la capital mundial del móvil, un referente en innovación, ciencia y cultura y, en definitiva, ser esa Barcelona que consigue mejorar gracias a las personas que viven y trabajan en ella amplia nuestra capacidad de generar innovación. Ahora es cuando tenemos la oportunidad de dar una vuelta de tuerca más al sistema para que exista realmente una Barcelona del talento digital.

 

¿Se trata solamente de formar a más ingenieros? ¿Debemos convertirnos todos en emprendedores en serie? ¿Las grandes corporaciones son las únicas que necesitan este talento? No. Para crecer como hub digital debemos reducir la brecha de talento que sufrimos hoy en día. No se trata solamente de reciclar profesionales no tecnológicos hacia lo digital, también se trata de especializar a los profesionales de hoy en las tecnologías que marcarán el futuro y de dotarlos a todos de soft skills de verdad. Y la clave está en empezar ahora. Por eso es fundamental propiciar un cambio de mentalidad de todos los agentes implicados, tanto públicos como privados, para generar nuevas ventajas competitivas que nos permitan crear y atraer proyectos con alto valor añadido a nuestra ciudad. Es a partir de aquí que podemos acompañar a nuestros jóvenes para que se formen y crezcan con unas habilidades digitales más avanzadas, como ya hacemos con el programa mSchools por el que han pasado más de 133.000 estudiantes de toda Cataluña. Además, tenemos la responsabilidad de atacar al profesional en activo para que él también sea una parte más de esta transformación. Y esto debe ser una acción directa para tomen conciencia de que vivimos en un entorno cambiante en el que quizás el trabajo que ahora realizan deje de existir en 10 años. Mineros, profesores, taxistas, ingenieros, tienen la oportunidad de dar un paso más y reinventarse a nivel profesional. Y su momento es ahora.

 

Por último, una Barcelona digital potente en la que aflore el talento, tiene que ser un entorno más que atractivo para el talento internacional.  Y esto, debemos trabajarlo en paralelo, tanto para que nuestros profesionales tengan oportunidades fuera, como para que los mejores en sus especialidades vean Barcelona como the place to be.

 

Crear, captar y retener talento. Este debe ser el lema.

 

Y sobre esta premisa tenemos que trabajar todos, tanto los que buscan estos perfiles, como los que los educan, como los propios profesionales, porque de lo que estamos hablando es de construir nuestro futuro. Juntos y de forma coordinada podremos afrontar este reto, que nos permitirá consolidarnos como referente a nivel europeo y ser la ciudad del talento digital que aspiramos ser. Y si no, si todavía tienen dudas, lo único que tienen que hacer es buscar una rara avis como mi amigo, tomar un café juntos, y descubrir como su día a día ya va a otro ritmo. No se lo pierdan.