Actualizado el 11/06/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Necesidades formativas y perfil competencial de las ingenierías TIC en España

Necesidades formativas y perfil competencial de las ingenierías TIC en España

Escrito por Ariadna Llorens el 16/01/2024 a las 18:35:08
1133

(Profesora UPC)

En el año 2008, ante la entrada en vigor de los nuevos planes de estudio por la incorporación de la universidad española al espacio europeo de educación superior (EEES) se entrevistó al sector TIC en España. Con el objetivo de conocer sus necesidades formativas y a su vez evaluar su opinión sobre los perfiles de los recién egresados de las ingenierías en informática, telecomunicación y electrónica. Dicha encuesta se repitió 10 años después y de nuevo se ha repetido este mismo año 2023, para incorporar el impacto de la pandemia y sus efectos en la formación universitaria en los diferentes grados de ingeniería TIC.

 

Posibilitando una evaluación de los últimos 15 años, a partir de tres momentos temporales cronológicamente separados por 10 y 5 años respectivamente, es posible afirmar que hay una variación de tendencias pero que en ningún caso podría considerarse disruptiva. Así, la comparativa señala que las demandas formativas de la empresa han cambiado significativamente durante dicho periodo en cuanto a las llamadas soft, hard and management skills, mientras que el perfil de los recién titulados sigue respondiendo a un patrón similar.

 

Según el mercado el ingeniero recién titulado sabe buscar información, está comprometido en aprender y tiene capacidad de planificación. Características que se han mantenido en los 15 años analizados sin ningún cambio. No obstante, sus habilidades interpersonales siguen siendo insuficientes. Entre ellas destacan la capacidad de comunicación y el trabajo en equipo como carencias principales de la formación competencial en la universidad TIC durante el periodo 2008-2023. El mercado da mayor importancia relativa a la creatividad y la orientación a objetivos y menos al compromiso con la empresa y la orientación al cliente.

 

En cuanto a las hard skills o competencias técnicas, sigue destacándose la creciente importancia que los profesionales TIC otorgan a la seguridad y el análisis de datos. Lamentablemente las respuestas del sector indican que justamente entre las carencias formativas técnicas están presentes ambas. Parece que el sector disminuye la importancia prioritaria que otorgaba a los conocimientos relativos a la programación, las tecnologías de internet o al diseño electrónico.

 

La gestión de equipos de trabajo y el emprendimiento, a pesar de ser considerados como de mayor importancia, aparecen como carencias en cuanto a las competencias empresariales de los recién titulados TIC. En positivo, hay que aplaudir que la realización de proyectos ha dejado de ser considerada una carencia.

 

El sector TIC sigue sin poner en valor los factores de empleabilidad diferenciales entre el antes ingeniero técnico, ahora graduado, y el ingeniero de máster, con y sin experiencia. Hecho especialmente sustancial en la universidad española donde la mayoría de grados técnicos pasaron de tres a cuatro años en 2008 y parece que tras la pandemia tampoco hay cambios a este respecto. Sí se perciben cambios en positivo en cuanto a la adopción de políticas de paridad en los puestos de mayor responsabilidad y la valoración favorable a introducir la ética y cuestiones deontológicas en los diferentes planes de estudio en los 5 últimos años.

 

Comparto las reflexiones del catedrático A. Elías en su reciente artículo para este mismo medio, la flexibilización de los estudios y la especialización son posibles soluciones a los cambios e incertidumbre que se albiran. Una universidad tecnológica estática y exclusivamente orientada a incrementar su complejidad, y a su vez, su burocracia, no parece la mejor respuesta. Y añado que tampoco deberíamos dejar de lado la formación continua, la formación profesional y las menciones TIC en formaciones no tecnológicas, para dar respuesta a la falta de talento que reclama urgentemente el sector.

 

Ariadna Llorens

Profesora UPC

Para TECNONEWS

27/11/2023