Actualizado el 18/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. La Supercomputación como pilar del avance de la Inteligencia Artificial

La Supercomputación como pilar del avance de la Inteligencia Artificial

Escrito por Jordi Torres el 09/01/2024 a las 10:55:58
1279

(Catedrático de la UPC e investigador del BSC)

En los orígenes de la inteligencia artificial (IA), ya en la década de 1950, la idea de programar una máquina para superar al ser humano en juegos de estrategia como el ajedrez ya estaba presente por visionarios como Alan Turing. El ajedrez era considerado un medio para medir y comparar la "inteligencia" de las máquinas con la inteligencia humana. Sin embargo, tuvieron que pasar casi cincuenta años de avances en el diseño de procesadores para tener un hardware con la capacidad computacional suficiente que permitiera ejecutar de manera eficiente los algoritmos necesarios para una IA como Deep Blue. En 1997, esta IA logró vencer al mejor jugador de ajedrez del mundo en ese momento, Garri Kaspárov.

 

El siguiente paso significativo en IA no ocurrió hasta 2012, aprovechando los avances en la capacidad de procesamiento de los nuevos chips aceleradores lanzados recientemente que se utilizaron para ejecutar algoritmo basado en redes neuronales en la competencia anual de visión por computador ImageNet. 

 

Los resultados del uso de estos nuevos chips aceleradores proporcionaron evidencia concluyente de que las redes neuronales, cuyas ideas fundamentales ya se habían consolidado a finales de los ochenta, se convirtieron en una tecnología práctica y lista para ser aplicada a partir de entonces como base de las IA de la última década.

 

En este punto, se comprendió que la computación podría ser el factor más determinante en el avance de la IA. Las compañías tecnológicas centraron sus esfuerzos en crear supercomputadoras equipadas con una gran cantidad de nuevos chips aceleradores cada vez más potentes. Esto permitió la creación de AlphaGo, una IA basada en redes neuronales que aprendió de los grandes maestros a jugar al Go, un juego de mesa mucho más complejo que el ajedrez. En 2016, AlphaGo venció a Lee Sedol, el mejor jugador de Go del mundo. Y poco después, en 2018, se logró que otra IA, llamada AlphaZero, aprendiera a jugar al ajedrez o al Go jugando contra sí misma, conociendo solo las reglas del juego, sin necesidad de aprender de los mejores jugadores del mundo. Lo interesante es que, inspirándose en el mismo tipo de IA, se han logrado éxitos de gran importancia en el mundo de la ciencia. 

 

Quizás la mejor evidencia de que la computación es el pilar fundamental del avance de la IA es el advenimiento de las IA generativas, como ChatGPT, que no fueron posibles hasta la llegada de los supercomputadores a gran escala. Para entrenar el modelo de lenguaje GPT-3, el núcleo del primer ChatGPT, se requirió aproximadamente 600,000 veces más capacidad de computación que la necesaria para ganar el concurso ImageNet en 2012. En resumen, la computación es, en última instancia, el motor más importante del progreso en la inteligencia artificial.

 

Jordi Torres

Catedrático UPC/BSC.

Autor del libro "La Inteligencia Artificial explicada a los humanos"