Actualizado el 11/12/2018

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Fin del cobre en las redes. Una oportunidad.

Fin del cobre en las redes. Una oportunidad.

Escrito por Miquel Ramirez el 13/11/2018 a las 13:46:47
675

(Ex-Decano del Col·legi Oficial d'Enginyers de Telecomunicació de Catalunya)

El pasado mes de junio Movistar declaraba su intención de “apagar” la red de cobre en un proceso progresivo, que acaba en 2020 a razón de una central por día. España es líder en el despliegue de redes de banda ancha por fibra en Europa, es un hecho, y también lo es que no hemos descubierto las teclas que nos permitan explotarlo.

 

El despliegue de fibra se realiza por la evidente mejora en los gastos de operación de la red y a las disminuciones en la inversión por cliente. El proceso será imparable y de ello nos podemos felicitar como ciudadanos, tendremos acceso a la mejor red de Europa.

 

Celebrado el hecho, me permito reflexionar sobre las posibilidades que el despliegue proporciona. Es el momento de mejorar la estética de nuestras ciudades. Las fachadas de la inmensa mayoría de nuestros edificios están “tatuadas” con los cables de las diversas generaciones tecnológicas de las redes de telecomunicación. Hay fachadas en las que coexisten cobre de pares , cobre de cables coaxiales (sí , los de la primera televisión por cable más internet vía Docsis) y fibra . Hay que racionalizar el despliegue.

 

Apagar centrales debería implicar la retirada del cobre , al menos de las fachadas. Las acometidas , las cajas terminales y cables de baja capacidad, que ahora se soportan en nuestras fachadas hasta que llegan a los conductos enterrados, deben desaparecer. Si no se hace en el momento de despliegue y cierre de la central , que es cuando el ciudadano se verá obligado a “pasar” a fibra, no lo hará nunca. Tendremos cable muerto en las fachadas que será objeto de desaprensivos. Si no se desmonta de manera profesional corremos el peligro de que el remedio sea peor que la enfermedad.

 

Los Ayuntamientos deberían establecer un plan, también con objetivo 2020, para que Movistar y otros operadores, asuman la mejora estética de las fachadas, hasta ahora las han utilizado gratis. Subir por la fachada era lo más barato y el hecho de que hasta no hace tantos años , el servicio telefónico fuese de segunda categoría (comparemos con luz y agua) , y que por lo tanto su disponibilidad no fuese exigible en las cédulas de habitabilidad, llevó a la solución de pasar el cable por las fachadas. Es la hora de revertir el proceso.

 

Quedará un tesoro enterrado , los cables de gran capacidad, hasta 2400 pares de cobre, pero eso queda a cargo de la gestión de Movistar.

 

No puedo dejar pasar la ocasión de recordar que una ICT renove, es decir el despliegue en las escaleras de las redes de fibra  a las que se pudiesen conectar los operadores aceleraría el proceso e incrementaría las posibilidades de competencia “justa”. La contrapartida para los vecinos, que se harían cargo de la inversión, debería ser una rebaja en los costes mensuales del servicio, algo que por cierto no se consiguió en el despliegue de las ICT’s de cobre en el boom de la construcción.  A veces la CMT , ahora CNMC, miraba para otro lado, a veces hay que mirar más a los ciudadanos que  a los Operadores.