Actualizado el 03/08/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. El auge del teletrabajo y la necesidad de reforzar las conexiones

El auge del teletrabajo y la necesidad de reforzar las conexiones

Escrito por Miguel Angel Acero el 26/01/2021 a las 09:54:32
1876

(CTO de AFR-IX telecom y de Barcelona Cable Landing Station)

El estupor que causó la presencia del coronavirus en nuestras vidas y los cambios drásticos que tuvimos que asumir fueron, en gran medida, paliados por un bien esencial en el siglo XXI: Internet y la posibilidad de permanecer conectados, desde nuestras casas, al trabajo, los estudios, así como mantener las interacciones sociales con la familia y amigos.

 

No obstante, no todo el mundo pudo disfrutar de esa conectividad sin interrupciones y, de hecho, el confinamiento acentuó esas brechas sociales entre los que podían tener acceso a Internet y quienes no. Esto nos lleva a afirmar que el acceso a Internet debería garantizarse como un derecho ciudadano, como la educación y la salud. No en vano, muchos expertos alertaban del impacto negativo en la educación y la inclusión social de esos niños que no podían acceder a videoconferencias o a los materiales digitales para seguir el curso.

 

En el plano laboral, el teletrabajo se instauró de la noche a la mañana y muchas voces apuntan que formará parte de esta nueva normalidad, quizá con modelos híbridos. Con el auge del teletrabajo se hace, más necesario que nunca, reforzar las conexiones y acortar las distancias, en materia de digitalización, entre zonas urbanas y rurales, un gran reto para España.

 

Hacia una conectividad sin límites territoriales

 

Según recoge el informe Cobertura de banda ancha en España en el año 2019, elaborado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, ha habido un avance en la cobertura de banda ancha: la cobertura de las redes con velocidad de al menos 30 Mbps alcanza ya al 94% de la población española, mientras que las denominadas redes ultra rápidas, de más de 100 Mbps, llegan al 84% de los habitantes.

 

A pesar de estos avances, sigue manifestándose una asimetría en detrimento de las zonas rurales y, en lo que se refiere a la cobertura de las llamadas redes ultra rápidas (más de 100 Mbps), el aumento en las zonas rurales, que ha pasado del 38% al 49,8%, todavía queda muy lejos de la cifra global del 84%. Hay que seguir trabajando para reducir esta brecha, brecha que ayudaría también a minimizar la deslocalización y el éxodo rural. De todos modos, se calcula que el gasto global en tecnologías y servicios de transformación digital ha aumentado un 10,4% en 2020.

 

Los cables submarinos de fibra óptica son las autopistas de la información, necesarias para el verdadero desarrollo de las TIC y la diversificación económica a nivel local.

 

Por su capacidad transmisora, muy superior a la banda ancha, los cables de fibra óptica submarina, que pueden alcanzar velocidades de más de 300Tbps, son estratégicos para impulsar la economía de la época post-coronavirus. Estamos en un contexto en el que ganar milésimas de segundo de transmisión nos hace más competitivos y, en este sentido, estamos seguros de que la futura estación de aterrizaje para cables submarinos de fibra óptica, Barcelona Cable Landing Station, que empezará a operar en 2022, va a contribuir a generar riqueza y esperamos que muy pronto mejore la conectividad deficiente de muchos puntos del territorio español.

 

Hay que señalar también que la realidad post-coronavirus hace más necesaria que nunca la regulación del sector de los Data Center e infraestructura Cloud, y las infraestructuras transfronterizas (cables submarinos) que se conectan a ellos, para agilizar procesos y atraer inversiones. Debe tenerse muy presente para considerarlos un puntal clave de la economía digital que convierta España en un hub digital para el sur de Europa.

 

Recientemente, en un webminar organizado por Interxion, en el que Barcelona Cable Landing Station participó, se analizó cómo los nuevos sistemas de cable submarino y las inversiones de infraestructura asociadas en las costas de España y Portugal están transformando el panorama de la Península Ibérica: los cables submarinos EllaLink, Marea, Grace Hopper, 2Africa son proyectos, algunos ya en marcha, a los que se sumarán futuros cables submarinos. No hay que perder de vista que, según señala un estudio de Research & Markets, se prevé que el mercado mundial de cable submarino tenga un crecimiento de un 132% en los próximos 7 años. ¿Queremos quedarnos fuera de la posibilidad de crecer al ritmo que requieren los nuevos tiempos?