Actualizado el 02/08/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Coronavirus: Acelerando lentamente el futuro

Coronavirus: Acelerando lentamente el futuro

Escrito por Joan Francesc Gras el 07/05/2020 a las 09:08:35
877

(Director General)

La primera etapa del Coronavirus ha finalizado y estamos ante una gran incertidumbre. Hacer predicciones no es fácil pero es necesario. Todas las actuaciones dependerán de si se encuentran o no soluciones médicas y la catástrofe económica será proporcional al tiempo que se tarde en encontrar una vacuna o una solución al problema. Además, todas las tendencias que habia antes de la crisis han sufrido una aceleración.

 

La realidad se va a imponer y detrás de esta aparente y acelerada vuelta a la normalidad; el mundo ya no será como lo conocemos. Tardará más o menos tiempo, pero el punto de inflexión a nivel mundial que ha supuesto esta pandemia, va a producir ciertos cambios probablemente drásticos. Algunos, poco agradables.

 

Las soluciones se afianzan lentas frente a “cambios de pantalla” que se intuyen rápidos y son muchos los factores determinantes de lo que pasará. Los próximos meses serán muy importantes y por todo ello, debemos convertir esta crisis en oportunidad. Y es quizás esta, la actuación más sensata e inteligente a realizar.

 

En el ámbito personal, uno de los aspectos más peligrosos de esta crisis, será el recorte de libertades. Será imprescindible evitarlo. A cambio de trabajo seguro, la gente aceptará cualquier tipo de violabilidad de su intimidad.

 

La aceleración afectará a fenómenos ya existentes como por ejemplo la implantación del teletrabajo, ahora masivo. No sabemos qué impacto tendrá en el comercio, en la lógica de servicios como educación, etcétera. A la vez, no deberíamos perder el intercambio presencial puesto que aporta valor añadido a las relaciones personales y profesionales. Por todo ello, el covid ya ha cambiado el miedo por la habitualidad en el uso de las tecnologías.

 

Hemos reaprendido también que se puede pagar con el Smartphone en todas partes y que podemos evitar costosos y contaminantes viajes de tren y avión para reunirnos algunas horas. Pero ello no evitará una globalización marcadamente dual. China hace años que persigue ser el imperio contrapuesto al USA.

 

En lo social, la transformación digital ha acelerado todos los sectores. La sociedad se ha virtualizado súbitamente, las compañías tecnológicas, que emergian como líderes económicos absolutos, ahora han conquistado la cima. La ciencia y la tecnología se sitúan en el centro de la competitividad y la seguridad mundial. Si esta situación da un empujón acertado a las criptomonedas, el escenario de los grandes bancos, también va a cambiar. Tendremos más desigualdad y más pobreza y por tanto, lo social o lo económico dependerá de las prioridades que se establezcan. Una economía más humana dará mejores resultados.

 

La presencialidad o no en muchos negocios, no sabemos qué impacto real tendrá en el comercio, y menos en la lógica de servicios como la educación, por ejemplo. Pasar todo a on-line puede agravar un problema como en el caso de la burocracia.

 

Los expertos económicos hablan de la pérdida de la mitad de las empresas y consecuentemente de los puestos de trabajo. Esto implicará que una ciudad como Barcelona, tenga menos ferias y convenciones y por tanto menos aviones, hoteles, coches y restaurantes. No todo es turismo.

 

La crisis en la industria no será a partes iguales ya que durante la pandemia, algunas compañias han parado totalmente su actividad y otras, en cambio, han doblado sus benefícios. Transformarse o morir!

 

La pandemia ha sido y es más que  una crisis sanitaria puesto que ha afectado a todo el sistema en general y de forma universal. Esta crisis si algo puede alimentar, es una clara oportunidad de cambio. A la larga esta crisis lo más seguro es que sea positiva, pero los primeros impactos se perciben duros, muy duros. La sociedad será transformada fruto de esta crisis. Lástima que el género humano olvidamos con demasiada facilidad.

 

La crisis era la normalidad? Pues quizás sea necesario no volver  a la normalidad y hacer las cosas diferentes. La medicina y la tecnología, deben encontrar una solución para el virus y la sociedad debe afrontar decididamente el cambio climático.  Cambiemos el mundo pues!

 

“A todas las víctimas de esta pandemia, algunas por graves errores humanos.”