Actualizado el 16/01/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. 7 preguntas, y sus respuestas, para entender el BLOCKCHAIN

7 preguntas, y sus respuestas, para entender el BLOCKCHAIN

Escrito por Carles Gomara el 12/02/2019 a las 11:13:18
1269

(Gerent departament d'Innovació)

Suena por todas partes. Todo el mundo habla de ello. El concepto Blockchain es tan popular como a veces incomprendido. Para tener claro en qué consiste y si puede tener una aplicación en la empresa, respondemos a 7 preguntas básicas:

 

1. ¿Cuál es el origen del Blockchain?

El Blockchain lo creó el señor Nakamoto en 2008. De hecho, tal fue la señora Nakamoto ... o un grupo de gente que se ha autodenominado así. Lo cierto es que nadie ha deshecho el misterio de quién está detrás de este nombre; pero lo que sí se sabe es que su objetivo era desarrollar una tecnología que les permitiera crear una criptomoneda: el ya famoso Bitcoin.

Así pues, el Bitcoin es la primera aplicación que ha tenido el sistema Blockchain, que permite crear bases de datos con una característica muy especial:  son en código abierto. De este modo, cualquier persona puede descargar libremente y gratuitamente el código de Internet y, incluso, podría mejorarlo.

La mejor manera de entenderlo es visualizando su propio nombre: cadena de bloques. Cada nueva información que se añade a la base de datos genera un nuevo bloque que se encadena con el anterior bloque y da continuidad a la cadena. Ya tenemos una cadena de bloques.

Además, una de las características esenciales es que se trata de bases de datos distribuidas y replicadas, es decir, que la información está copiada de forma idéntica en cada uno de los nodos que forman la red. Todas las copias de la base de datos tienen exactamente la misma información.

Eso sí, a diferencia de las bases de datos tradicionales, que permiten crear, leer, actualizar y eliminar; el Blockchain, sólo permite las dos primeras, es decir, no es posible modificar ni eliminar ningún bloque una vez se ha creado.

 

2. ¿Cómo funciona?

Toda la información que se quiere guardar va a parar en un bloque que contiene tres informaciones esenciales (además de otros campos complementarios): un sello de tiempo, el identificador (ID) del bloque anterior y el ID del propio bloque. Ahora bien, hay que tener en cuenta que el  Identificador (ID) de cada bloque se obtiene con la conjugación del sello de tiempo y del ID del bloque anterior, y que su generación es lenta debido a la forma en que se calcula.

Este punto es uno de los factores que explica una de las características básicas del Blockchain: su gran seguridad. Y es que no se trata tan sólo de que sea una base de datos encriptada. Si un hacker consiguiera superar esta encriptación, al realizar cualquier cambio e la información guardada provocaría un cambio en el ID del bloque, que ya no coincidiría con el ID que se había guardado en el bloque siguiente. Y si no coinciden, se rompe la cadena.

Esto hace muy fácil identificar si alguien ha llegado a entrar y cambiar algún dato. Además, en el supuesto de que se lograra modificar toda la cadena de forma suficientemente rápida para que nadie se diera cuenta, habría que hacerlo también al menos en el 51% de todas las réplicas a lo largo de la red. Lo que resulta más que improbable, imposible.

La necesidad de tanta potencia informática y de tiempo para hacer los cambios de los ID, imposibilita que los demás usuarios no se den cuenta y lo detenga a tiempo. De hecho, una de las características del Blockchain es que es lento. En este caso, lento significa seguro.

 

3. ¿Cómo se crea un ID de bloque?

Para crear el ID del bloque se utiliza una función hash. Se trata de un pequeño programa informático que recibe unos Inputs (la información que quieres guardar) y devuelve un número en código binario. Es una función clásica en la indexación de bases de datos, y en el caso del Blockchain utiliza una versión segura muy compleja llamada Secure Hash Algorithm SHA-256.

Cualquier pequeño cambio en la entrada produce que el número resultante sea muy diferente. Hacer esta conversión es rápido, pero como Blockchain quiere ser lento para ser más seguro, introduce diferentes nivel de dificultad: hacer que el ID que salga comience con una determinada cantidad de ceros iniciales. Para ello hay que añadir más información a la entrada (lo que se llama Nonce), que en la práctica es un número de 0 hasta algo más de 2.000 millones (231). Este procedimiento provoca que, en promedio, se tarden 10 minutos en encontrar el ID. Este proceso se denomina 'Proof of Work'.

 

4. ¿Quién crea los bloques?

Los bloques los crean los Mineros, empresas que tienen una copia de la base de datos. En el Bitcoin, por ejemplo, todas las informaciones de transacciones que se quieren añadir a la cadena se ponen en un “memory pool” hasta que llegan los Mineros y tratan de crear un nuevo ID con esta información. Los Mineros compiten entre ellos para calcular el ID del nuevo bloque, quien lo realiza primero, informa el resto y se genera el nuevo bloque.

El incentivo para el Minero que o consigue es una recompensa de 12,5 Bitcoins. Para ser los primeros, los Mineros cada vez tienen equipos más potentes para ser más rápidos. Esta espiral competitiva no es positiva en términos de seguridad para el Blockchain, dado que reduce el tiempo necesario para crear cada bloque.

Es por ello que aproximadamente cada dos semanas (cada 2.016 bloques creados) se revisa la estadística y si la media de tiempo necesario para obtener los últimos ID ha sido inferior a 10 minutos, entonces el nivel de dificultad se eleva. Actualmente hacen falta 17 ceros previos en el resultado del hash. En caso de que la dificultad desincentive a los Mineros y el tiempo de creación de los bloques suba muy por encima de los 10 minutos, se puede corregir reduciendo el nivel de dificultad.

 

5. Es gratuito?

No hay nada gratuito en los negocios. Cada nueva información que se quiere añadir a la cadena se clasifica con criterios de prioridad que los Mineros utilizan para crear los bloques. Si queremos que nuestra información sea prioritaria para los Mineros y se añada rápidamente en la cadena, se puede pagar una comisión para aumentar su prioridad.

 

6. ¿Cuáles son las barreras del Blockchain?

Uno de los elementos que enturbia el sistema Blockchain es el gran consumo de energía que genera, especialmente en la generación de los ID. Por ejemplo, la red Bitcoin gastó en noviembre de 2017 la misma energía que toda Irlanda el mismo mes.

Para reducir el gasto del 'Proof of Work', se están discutiendo nuevas estrategias como el 'Proof of Stake' (donde sólo podrían crear bloques los Mineros que tengan más bitcoins); y el 'Proof of Authority' (donde sólo los Mineros con más reputación y credibilidad podrían crear bloques).

Otras barreras del Blockchain son el volumen de información que genera, o el hecho de que se encuentra en un periodo de adopción que genera incertidumbres y su lentitud.

 

7. El Blockchain sólo sirve para las finanzas?

Rotundamente NO.

Actualmente vivimos una fase de exploración y aunque el primer uso que ha tenido ha sido en las criptomonedas; su potencial va mucho más allá.

Por ejemplo, Walmart y IBM aplican Blockchain para la trazabilidad de toda la cadena de valor de un producto. O la misma IBM y MAERSK también hacen seguimiento de todos los contenedores a escala mundial con este sistema.

 

Actualmente no hay ningún sector que no esté poniendo en marcha proyectos de Blockchain para probar su viabilidad e idoneidad. Tendremos que esperar para ver cuáles son las aplicaciones más exitosas y donde se consolida, pero lo que es seguro es que el Blockchain ha llegado para quedarse.