Actualizado el 31/03/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. 2017: El año de la consolidación del Internet de las Cosas

2017: El año de la consolidación del Internet de las Cosas

Escrito por Albert Buxade el 30/01/2018 a las 08:34:44
1846

(Director Territorial de Cataluña y Aragón)

Dejamos atrás el 2017 y puedo afirmar con seguridad que ha sido el año donde el Internet de las Cosas se ha establecido plenamente en nuestra sociedad. Diferentes tecnologías y soluciones de IoT satisfacen a día de hoy las demandas de ciudadanos y organizaciones, posibilitando la creación de un mundo realmente conectado. Los analistas prevén que en 2020 más de 370 millones de dispositivos electrónicos estarán conectados a redes móviles IoT en los países donde opera nuestra compañía. En la actualidad, aproximadamente, están ya conectados  50 millones de dispositivos en todo el mundo.

 

El Internet de las Cosas transforma los activos en objetos inteligentes, desde los accesorios más pequeños como relojes y otros dispositivos de consumo, hasta vehículos e instalaciones industriales de grandes dimensiones. En este sentido, ya son realidad los beneficios de la red NB-IoT (Banda Estrecha de Internet de las Cosas) que permite conectar estos dispositivos entre sí, mejorando su consumo de energía y la eficiencia del espectro en zonas de poca cobertura, bajo tierra o en lugares de difícil acceso. Así, actualmente, empresas y administraciones públicas de diferentes zonas de España están conectando sus dispositivos la red de Vodafone de NB-IoT, y creando soluciones para Ciudades Inteligentes en áreas como la Salud, la Industria, la Agricultura o la Automoción.

 

En el ámbito sanitario, las soluciones de NB-IoT son parte integral del cuidado de los pacientes, ayudando a mejorar su calidad de vida, así como la eficiencia y la reducción de costes. El exoesqueleto de Ekso Bionics permite monitorizar su uso en tiempo real y proporcionar a los terapeutas información sobre cómo progresa el paciente. Por otro lado, se ha desarrollado un sistema de estanterías modulares conectadas por NB-IoT, que permite el control en tiempo real de los insumos hospitalarios.

 

El sector industrial y el de la agricultura están mejorando sus procesos de negocio con IoT. En las granjas ya se está utilizando Moocall, un dispositivo de monitorización para vacas que detecta cuando el animal comienza un parto, reduciendo la mortalidad de las vacas y mejorando la rentabilidad de la explotación ganadera. En las fábricas, IoT ha mejorado el seguimiento de pallets, permitiendo a las empresas conocer la localización de sus activos y mantener la eficiencia de la cadena de suministro. Por último, la tecnología NB-IoT está ayudando también a realizar pedidos online o enviar órdenes a otros dispositivos en el área de e-commerce.  

 

El sector automóvil también se ha registrado una notable evolución. Si conectar los coches a una red ha sido el primer paso, el próximo desafío es conectar los vehículos entre sí, y con la infraestructura que los rodea en movilidad. En el pasado MWC hicimos pruebas reales con un coche completamente conectado en el circuito de Montmeló.

 

Además estas soluciones, un servicio de conectividad satelital por IoT permite extender el alcance de las redes móviles para gestionar la conectividad desde una única plataforma móvil o satelital y desde una única SIM, lo que facilitará un mayor desarrollo de aplicaciones de IoT en todo tipo de sectores.

 

Si bien estos avances han contribuido a ofrecer todo tipo de productos y servicios basados en IoT, el verdadero progreso ha sido ofrecer a los consumidores todas las ventajas del Internet de las Cosas. Nuestra experiencia en el desarrollo e implantación de esta tecnología para empresas ha sido la mejor premisa para llegar al mercado de consumo.

 

Actualmente, cualquier persona puede conectar millones de productos electrónicos en movilidad, en el trabajo y en el hogar a la red global de IoT a través del sistema “V by Vodafone”.  Cada día son más los dispositivos inteligentes que utilizamos a diario para nuestro hogar o nuestras actividades de ocio: localizadores GPS para coches, cámaras de seguridad 4G, trackers para  localizar y monitorizar la actividad de mascotas o para maletas que pueden ser localizadas en caso de pérdida, así como mochilas o llaves.

 

V by Vodafone ha sido el cierre de un año prolífico en en desarrollo del Internet de las Cosas.  Estamos encantados de aplicar nuestra experiencia y liderazgo en IoT para que los usuarios puedan formar parte de la siguiente fase de la revolución digital global.