Actualizado el 02/04/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Wi-Fi 7: así será el futuro de la conectividad inalámbrica

Wi-Fi 7: así será el futuro de la conectividad inalámbrica

Escrito por Guillem Alsina el 24/03/2020 a las 19:20:10
381

Hace tan poco que el Wi-Fi 6 está entre nosotros, que todavía están llegando a las tiendas los primeros dispositivos compatibles, y el estándar todavía está evolucionando (por ejemplo, el Wi-Fi 6E, que es más rápido que el Wi-Fi 6) pero, como siempre, el mundo de la tecnología es impaciente y quiere más. Y ese más se traduce en el Wi-Fi 7.


El estándar candidato para convertirse en Wi-Fi 7 es el 802.11be, el cual trabajará en tres bandas de frecuencia distintas: las de los 2,4, 5 y 6 Gigahercios, que son las mismas que en el caso del Wi-Fi 6E, pero acaparando un mayor espectro en ellas. También mejorará la eficiencia en el uso de bandas de espectro discontinuas.


En el caso de la banda de los 6 GHz, la primera propuesta para este estándar especifica que se podrá adaptar según las regulaciones que haya al respecto en cada zona geográfica.


Otras especificaciones técnicas pasan por un ancho de banda de 320 MHz, agregación y operativa multibanda y multicanal, dieciséis streams espaciales y mejoras a la funcionalidad MIMO (Multiple Input Multiple Output), coordinación de múltiples puntos de acceso, y adaptación de enlace mejorada y de protocolo de retransmisión.


Todas estas mejoras, y las que puedan venir también en un futuro (puesto que la definición todavía está siendo trabajada) llevan a que el estándar 802.11be suma la coletilla EHT, de Extremely High Throughput (rendimiento extremadamente alto).


Si en el Wi-Fi 6, el IEEE se ha centrado en ofrecer una mayor eficiencia y calidad de la conexión, su sucesor partirá de esta base para añadir mayor velocidad y capacidad de datos. Hasta a los 30 Gbps llegará.


Según la publicación AVCesar.com, la definición del Wi-Fi 7 podría estar ya lista para el año 2024, lo que no necesariamente significa que estén también a punto los primeros dispositivos que lo integren, que podrían tardar algo más, como ha pasado en el caso del Wi-Fi 6.


No obstante, en fecha tan temprana como el año que viene, ya podríamos ver los primeros chipsets que lo soporten para la realización de pruebas, según nos explican en Wi-Fi Now.