Actualizado el 14/05/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. ¿Por qué es importante hacer copias de seguridad de tus archivos?

¿Por qué es importante hacer copias de seguridad de tus archivos?

Escrito por Redacción TNI el 11/04/2023 a las 19:06:10
848

Hacer una copia de seguridad implica mantener seguros en una ubicación secundaria los archivos que queremos mantener siempre a nuestro alcance o que resultan esenciales para el correcto funcionamiento de nuestra empresa. Es por eso que realizar copias de seguridad de los datos es fundamental para el éxito de cualquier plan de recuperación ante desastres. Sin embargo, como no siempre es tan sencillo (sobre todo en el caso de los sistemas operativos destinados a ordenadores), es conveniente actualizar la información sobre la importancia y las formas de hacer copias de seguridad de los datos.

 

¿Por qué deberías hacer copias de seguridad de tus archivos?

 

Desde una perspectiva de seguridad, las copias de seguridad de tus datos críticos son casi tan importantes como tener un software de protección digital o de seguridad en los equipos.

 

Perder datos de forma permanente no es una experiencia agradable, ya que en algunos casos puede suponer pérdidas de fotografías y vídeos de recuerdos, así como las facturas que te hayan enviado algunas empresas (por motivos de garantía), o simplemente documentos que consideres esenciales por razones administrativas.

 

En cuanto a las empresas, perder el acceso a la documentación de proyectos, datos financieros y de cuentas corrientes, ventas, marketing o de recursos humanos, va a tener un impacto económico y de recursos significativo para las operaciones de la empresa en el futuro. Peor aún, la pérdida de acceso a los datos debido a wiper o ransomware podría suponer un mayor coste financiero y de reputación.

 

Una pérdida en muchos sentidos

 

Antiguamente, cuando todo el mundo utilizaba discos duros, era habitual que fallaran al cabo de cierto tiempo, lo que resultaba en una experiencia por la que nadie quería pasar. Eso también puede ocurrir con las unidades de estado sólido (SSD), pero es menos probable, ya que, a diferencia de las HDD, no dependen de un método mecánico de lectura-escritura.

 

Imagínate que tienes todas tus fotos favoritas en un disco duro y que este falla. Todo podría empezar con ruidos raros en el disco duro o archivos perdidos en el ordenador, todo ello seguido de una serie de fallos que van en aumento.

 

Para poner un ejemplo más corporativo, cualquier atacante podría bloquear el acceso a tus datos y, en el peor de los casos, cifrarlos o borrarlos por completo. Sin tener en cuenta a los usuarios o los errores mecánicos, podría decirse que cualquiera de estos incidentes tendría un impacto bastante importante en las operaciones de una empresa, además de hacerle perder la confianza de sus clientes y la reputación; básicamente, sería como lanzar una llave inglesa contra una máquina que, por lo demás, está bien engrasada.

 

La magia de la restauración

 

Hay formas de restaurar archivos de una unidad averiada o borrada, pero no suelen tener éxito al 100%. Por esta razón y por muchas otras, los expertos en tecnología siempre han optado por hacer copias de seguridad, ya sea en CD/DVD, unidades externas/secundarias o servidores domésticos (lo cual tiene un precio más elevado y es más complicado).

 

Hoy, estos métodos son complementados por las copias de seguridad en la nube, disponibles para ordenadores y smartphones/tablets, creando una forma cómoda de hacer copias de seguridad de tus archivos. Pero no todos los métodos son iguales, y a menudo la facilidad de uso, la comodidad o la cantidad de información de la que se puede hacer copia de seguridad varía, ya que el mantenimiento de estos servidores en la nube tiene un coste”, indica Josep Albors, director de Investigación y Concienciación de ESET España. 

 

ESET, compañía líder en ciberseguridad, destaca algunos métodos de copia de seguridad que podrían ser de utilidad tanto a particulares como a empresas:

 

Copias de seguridad físicas

 

Las copias de seguridad físicas requieren unidades externas/secundarias que implican un almacenamiento adicional para un volumen de información mayor. Quizá sea el método más sencillo, basta con elegir una carpeta y copiarla en otra unidad.

 

-       Los usuarios de MacOS pueden utilizar Time Machine para crear una copia de seguridad en otro dispositivo de almacenamiento.

-       Los usuarios de Windows pueden hacer una copia de seguridad del sistema operativo como una imagen (a través de la opción Copia de seguridad y restauración[1]) en otra unidad, o utilizar el Historial de archivos, que crea automáticamente copias de seguridad incrementales de los archivos almacenados en las bibliotecas en un dispositivo de almacenamiento diferente.

-       En el caso de los dispositivos Android, puedes conectarlos a un equipo Windows y copiar en él las carpetas que desees, lo que es mejor para fotos/vídeos/documentos. Otra posibilidad es que el fabricante del teléfono proporcione un programa para crear copias de seguridad locales.

-       Para iOS, instala iTunes y crea una copia de seguridad local cifrada en tu PC. También puedes sincronizar tu teléfono a través de Wi-Fi con este método.

 

Copias de seguridad en la nube

 

Esta opción no requiere la compra de una unidad adicional, ni que reserves suficiente espacio de almacenamiento en tu ordenador para alojar los archivos de tu teléfono. El almacenamiento de datos en la nube proporciona un método a través del cual puedes, ya sea individualmente o mediante copias de seguridad automatizadas, almacenar y luego restaurar datos en caso de emergencia.

 

La advertencia, en este caso, es el hecho de que como la provisión de infraestructura en la nube es cara, estas opciones suelen ser de pago.

 

Pero puedes acceder a tus archivos almacenados desde cualquier lugar, siempre que tengas conexión a Internet. Además, no es necesaria una conexión fija, ya que puedes restaurar fácilmente tu copia de seguridad original, ¡incluso en un teléfono nuevo!

 

-       Para Windows, puedes elegir entre varios proveedores de nube, pero la opción más accesible es OneDrive, que viene preinstalado en tu ordenador. Aquí puedes elegir las bibliotecas o carpetas de archivos de las cuales quieres hacer una copia de seguridad periódica o seleccionar las carpetas/archivos de los que quieres hacer una copia de seguridad y colocarlos en tu carpeta de OneDrive. Recuerda que sólo 5 GB son gratuitos, y que el almacenamiento adicional es de pago.

-       Para macOS e iOS, iCloud es la opción más accesible. Con ella, puedes guardar tu escritorio y bibliotecas de ficheros periódicamente y elegir qué archivos quieres guardar en iCloud Drive. Hasta cinco gigas son gratis, con niveles adicionales de pago. Una ventaja es la continuidad y el cifrado sin fisuras de los dispositivos Apple.

-       Los usuarios de Android pueden hacer copias de seguridad de sus teléfonos libremente utilizando su cuenta de Google, pero de nuevo, sólo 15 GB son gratuitos, con niveles adicionales que requieren la compra de más almacenamiento. Eso sí, la cantidad de datos y la calidad de la copia de seguridad pueden ser deficientes, así que cuidado con eso. Como alternativa, pueden guardar archivos individuales en una opción diferente como OneDrive, Dropbox o Proton Drive.

 

“Los usuarios más experimentados podrían configurar su propio sistema de almacenamiento en red (NAS) y utilizar un servicio o software externo para realizar copias de seguridad online de su ordenador o teléfono, pero esto requiere mucha más paciencia y conocimientos técnicos, por lo que no es aconsejable para la mayoría de usuarios, a menos que quieran desafiarse a sí mismos”, explica Josep Albors, director de Investigación y Concienciación de ESET España.

Con todo, la elección está clara teniendo en cuenta todas estas opciones. No hace falta ser un experto para utilizar opciones locales o en la nube, pero sí una mente curiosa para analizar todos los proveedores y lugares que puedes utilizar para almacenar tus archivos de forma segura. Más vale prevenir que curar, así que, si puedes, haz copias de seguridad de los datos y compruébalas con regularidad para asegurarte de que se están realizando de forma correcta.

 

 

[1] Aunque Windows 7 ya ha llegado al final de su vida útil, Backup and Restore sigue mencionando Windows 7 en su listado de sistemas compatibles.