Actualizado el 25/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La subida del nivel del mar amenaza las empresas del Silicon Valley

La subida del nivel del mar amenaza las empresas del Silicon Valley

Escrito por Guillem Alsina el 31/08/2021 a las 10:20:31
596

La primera línea de mar de la Bahía de San Francisco es uno de los terrenos más preciados del mundo de la tecnología, con varias grandes compañías extendiendo sus campus para que disfruten de vistas al mar. No hay lugar a dudas que trabajar con una bonita vista (y el mar entra en dicha categoría) es mucho más placentero.


Por ejemplo, Google ha adquirido más de 70 propiedades en Sunnyvale con un valor total de tres mil millones de dólares para expandir su campus, mientras que Facebook ha venido realizando adquisiciones por un valor de dos mil quinientos millones un poco más al norte de la primera.


Pero, con el cambio climático, se prevé una subida del nivel de los océanos que ya es palpable, por ejemplo, en algunas islas del Pacífico, y que acabará afectando también a las instalaciones de las grandes tecnológicas. De hecho, entre los terrenos adquiridos tanto por Google como por Facebook, se encuentran algunas de las comunidades menos pudientes del Silicon Valley, asentadas en tierras inundables.


No es un problema exclusivo de la zona de la Bahía de San Francisco, como podemos imaginar, pero en este reportaje multimedia publicado por NPR, se preguntan de dónde va a salir el dinero para prevenir las consecuencias de la subida del nivel del mar: si del bolsillo de todos los ciudadanos vía impuestos, o si de los bolsillos de las grandes compañías que se han hecho con la primera línea de mar.


Porque la solución, ahora mismo, parece ser la construcción de diques, tal y como el gobierno italiano ha hecho en Venecia. La región ya dispone de una suerte de diques, construidos por las compañías de explotación de las salinas a partir de la década de los 40 del siglo XX, pero solamente para desecar zonas de interior y obtener la sal cristalizada. Dichos diques ‘accidentales’ no resistirían una inundación violenta por el efecto, por ejemplo, de una gran tempestad.


El enorme desembolso que supondrán estas medidas vendrá a partes de impuestos, inversiones privadas, y fondos federales, queda saber en qué relación, y cómo lastrará esto a las grandes tecnológicas.