Actualizado el 09/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. La industria 4.0 en auge

La industria 4.0 en auge

Escrito por Redacción TNI el 13/04/2021 a las 12:22:51
1156

La industria 4.0 está llegando a la mayoría de edad. Lo que comenzó en la ‘Hannover Messe’ de 2011 como un “proyecto alemán pionero”, ha ganado terreno mundial gracias, en parte, al trabajo innovador de Bosch. El objetivo es que la fabricación conectada se optimice automáticamente, lo que permite que sea económico producir productos personalizados en lotes incluso unitarios. Desde 2012, Bosch dirige sistemáticamente tanto sus propias fábricas como las de sus clientes hacia esta nueva era industrial. Este esfuerzo está dando sus frutos: en los últimos diez años, la compañía ha generado más de 4.000 millones de euros en ventas con sus soluciones de Industria 4.0. Solo en 2020, Bosch obtuvo unas ventas de más de 700 millones de euros con soluciones de fabricación conectada. “Reconocimos el potencial de la Industria 4.0 desde el principio y somos pioneros en este campo. Ahora estamos recogiendo los beneficios”, dice Rolf Najork, miembro del Consejo de Administración de Bosch y responsable de Industrial Technology. El uso de la Industria 4.0 en las propias plantas de la empresa también está dando sus frutos. Bosch está combinando software inteligente para el control de la producción, la monitorización y la planificación logística en una plataforma de fabricación propia. Esto se conecta a una base de datos más grande que simplifica y mejora tareas tales como el análisis mediante inteligencia artificial para la detección de fallas. El lanzamiento de la nueva plataforma de fabricación y logística de Bosch comenzará a finales de 2021. "Ofrecemos a nuestras aproximadamente 240 plantas una “caja de herramientas de Industria 4.0” estandarizada, que se puede expandir e implementar según sea necesario", dice Najork. Bosch cree que esto permitirá ahorrar cerca de 1.000 millones de euros en los próximos cinco años, tras una inversión de unos 400 millones de euros. En la ‘Hannover Messe’digital (del 12 al 16 de abril de 2021), Bosch trazará el desarrollo de “diez años de Industria 4.0” y mostrará la fábrica del futuro: tecnológicamente flexible, inteligentemente conectada, ecológicamente sostenible y económicamente exitosa.

 

Los inicios: Bosch realiza un trabajo pionero en Industria 4.0

En 2011 en la feria de Hannover, los científicos presentaron una idea que rompía lo convencional. En lugar de que la gente se adaptara a las máquinas, invirtieron la situación. La visión fue que los productos se involucren activamente en su propia fabricación, se guíen por sí mismos a través del proceso productivo y se comuniquen con humanos y máquinas. Fue el nacimiento de la Industria 4.0. y Bosch fue uno de sus padres fundadores. En 2012, la empresa asumió la presidencia del grupo de trabajo Industria 4.0 para desarrollar aún más la estrategia de alta tecnología del gobierno alemán. Bosch se convirtió en un proveedor y usuario líder de Industria 4.0, no solo probando en sus propias plantas esta moderna forma de fabricar, sino también introduciendo soluciones probadas al mercado. Las plantas de Bosch en Blaichach, Alemania, Anderson, en EE.UU., y Wuxi y Suzhou, en China, fueron pioneras en este campo y han recibido múltiples premios por sus conceptos innovadores, incluido su nombramiento como ‘lighthouse factories’ por el Foro Económico Mundial. Al mismo tiempo, pronto se hizo evidente una cosa: “La única forma de aprovechar todo el potencial de la Industria 4.0 es de forma colectiva y global. Los seres humanos y las máquinas necesitan 'hablar el mismo idioma'. Esto requiere estándares internacionales entre empresas”, dice Najork. Bosch trabajó junto con otras empresas para desarrollar OPC Unified Architecture (OPC UA), un lenguaje de máquinas para la Industria 4.0, que estandariza el acceso a dispositivos y sistemas, y permite el intercambio de datos independientemente del fabricante. También hubo una mayor colaboración entre organizaciones como Plattform Industrie 4.0 y el Industrial Internet Consortium, con Bosch como líder activo en ambas. Las alianzas se convirtieron en parte integral de la Industria 4.0.

 

El status quo: Bosch está haciendo de la Industria 4.0 la norma 

¿Y hoy en día? El interés sigue siendo alto, pero muy pocas empresas se están preparando continuamente para la Industria 4.0: “Los proyectos piloto son un buen enfoque para probar cosas y sacar ideas. Ahora es el momento de acelerar el ritmo: tenemos que hacer de la Industria 4.0, la norma”, dice Najork. Bosch utiliza sus propios cursos para formar a los empleados para la Industria 4.0 y también pone esta oferta a disposición de los clientes. Najork está convencido de que “la industria 4.0 no es un fin en sí misma. Es una forma de mantener la competitividad. En el futuro, nada será posible sin la digitalización”. Los proyectos de Bosch ofrecen un beneficio medible: las soluciones conectadas aumentan la productividad hasta en un 25%, incrementan la disponibilidad de las máquinas hasta en un 15% y reducen los costes de mantenimiento hasta en un 25%. “Si queremos explotar el potencial de la Industria 4.0, tenemos que alejarnos de soluciones aisladas. Los sistemas técnicos que funcionan solo dentro de sus propios límites dificultan el progreso”, dice Najork. En las fábricas de Bosch, hay actualmente más de 120.000 máquinas y más de 250.000 dispositivos, tales como cámaras integradas o robots, conectados. Además, unos 22.000 controladores de máquinas están conectados a través del software Nexeed para Industria 4.0 desarrollado por Bosch Connected Industry. Fundada en 2018, esta unidad operativa ha suministrado software a más de la mitad de las plantas de Bosch y a más de 2.000 líneas de producción. Además, alrededor de 100 clientes internacionales, entre ellos BMW, Sick y Trumpf, confían en Nexeed. El hardware y el software crecen juntos cada vez más. En laHannover Messe, Bosch Rexroth presenta su plataforma ctrlX Automation. Basada en tecnología de aplicaciones e ingeniería web, esta tecnología de control abierta y habilitada para 5G, permite la co-creación. La idea es que los usuarios utilicen aplicaciones proporcionadas por Bosch Rexroth y proveedores externos, o que desarrollen aplicaciones ellos mismos y las compartan con otras empresas dentro de un ecosistema. "Al hacer que los desarrollos sean participativos, podemos crear efectos de red y dejar volar las ideas", dice Najork.

 

Perspectivas futuras: Bosch combina la Industria 4.0 con otras tecnologías

Se han sentado las bases. “Nuestro objetivo es aprovechar y combinar el poder de diferentes tecnologías. Bosch se está convirtiendo en una empresa de AIoT. Estamos uniendo la inteligencia artificial (AI) con el Internet of Things”, dice Najork. En la Hannover Messe, Bosch presenta Balancing Energy Network, un sistema de gestión de la energía basado en AI que emplea software inteligente para controlar y optimizar los flujos de energía en las fábricas. Desarrollado originalmente para instalaciones productivas, el software tiene el potencial de ayudar a todo tipo de grandes complejos de edificios a reducir su huella ambiental, incluidos hospitales, centros comerciales y estadios deportivos. La tecnología y el conocimiento son pasos importantes en el camino hacia una fabricación climáticamente neutra. Basándose en su propia experiencia de neutralidad climática, Bosch ha creado una nueva unidad para asesorar a las empresas manufactureras sobre cómo reducir sus emisiones de carbono. La combinación de robótica flexible con software de aprendizaje de procesamiento de imágenes ayuda al ahorro de recursos en la fabricación: APAS se encarga de la inspección visual de las piezas de trabajo, examinándolas de forma totalmente automática. Mientras tanto, la selección inteligente de artículos demuestra una flexibilidad y precisión impresionantes. El sistema robótico recoge varias piezas entregadas por vehículos de transporte. Mediante el reconocimiento inteligente de imágenes, el sistema recoge diferentes piezas sin necesidad de un entrenamiento previo y las clasifica de forma fiable para su posterior procesamiento o envío. Gracias a las nuevas tecnologías, las interacciones entre humanos y máquinas serán, en el futuro, aún más seguras y eficientes: el 5G promete un intercambio inalámbrico fiable de datos casi en tiempo real. Bosch está asumiendo un papel pionero en esto: a finales de 2020, la compañía puso en funcionamiento su primera red de campus 5G en su planta líder de Industria 4.0 situada en Stuttgart-Feuerbach. Actualmente, la compañía está probando aplicaciones 5G en unas diez plantas en todo el mundo. Además, Bosch está fabricando productos con capacidad 5G. En el futuro, en el nuevo Centro de Innovación de Bosch Rexroth en Ulm, la empresa trabajará en enfoques progresivos e ideas comerciales, así como en desarrollos con clientes y socios. La ampliación del emplazamiento está prevista para el verano de 2021.

 

Estos desarrollos muestran que “las fábricas se están convirtiendo, una vez más, en fuente de innovación”, dice Najork. Para el futuro, cree que son cruciales tres principios: “Primero, tenemos que ver la Industria 4.0 en términos holísticos y enfocarnos en soluciones integrales. En segundo lugar, necesitamos una arquitectura abierta que sea compatible y fácil de usar tanto en las plantas propias como en las de clientes y proveedores. Y tercero, debemos garantizar la flexibilidad: en el futuro, los clientes desearán, cada vez más, productos personalizados. Mientras mantengamos estos principios en equilibrio, las ideas que surjan de la industria manufacturera cambiarán el mundo a mejor".