Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Hay mucha mentira en internet

Hay mucha mentira en internet

Escrito por Redacción TNI el 30/05/2017 a las 17:04:42
2165

La privacidad (a veces mera falsa ilusión) hace que pensemos que podemos ser otras personas en internet. No todas las mentiras en este campo son iguales. No es lo mismo mentir cambiando nuestra edad para darnos el gusto inocente que mentir para llevar a cabo un acto delictivo. Es por este motivo que existen dos tipos de mentiras que reciben dos nombres distintos: asimetría de la información y fraude de identidad.

 

El primero de los casos, según afirma la empresa especializada en verificación de personas en el mundo online, Hocelot, se debe al hecho de que el usuario tiene toda la información mientras que las empresas tienen que creérsela. De este modo, cuando un internauta rellena un formulario, a la compañía no le queda otra que creerse esa información y trabajar con ella. Lo que puede suceder a posteriori es que la empresa no pueda rentabilizar la información de su cliente porque está falseada. Los ejemplos clásicos de ello son edades (con lo que las compañías no pueden saber a quién venden sus productos realmente) o el emplazamiento en el que el usuario vive (con lo que la empresa no puede vender productos de la zona en la que se encuentra el internauta).

 

Por otro lado, el problema de los fraudes de identidad son mucho más nocivos para las compañías que operan en internet. Hocelot afirma que las pérdidas para empresas en este campo ascienden hasta los 1.600 millones de euros mientras que en todo el mundo se sitúan en los 80.000 millones.

 

En resumen y aunque parezca un problema menor, vemos que 1 de cada 3 usuarios de la red miente sobre su identidad. El problema es si se debe regular dicha problemática de algún modo. Internet permite esconder la identidad personal (algo bueno por ejemplo, para periodistas que están perseguidos en países sin libertad de prensa), pero por otro lado afecta gravemente a las empresas.