Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. El problema de las fake news es la propagación consciente de la falsedad

El problema de las fake news es la propagación consciente de la falsedad

Escrito por Redacción TNI el 27/04/2021 a las 17:06:19
470

El catedrático de Filosofía Política, investigador Ikerbasque en la Universidad del País Vasco y profesor invitado en el Instituto Europeo de Florencia Daniel Innerarity afirmó hoy que el problema de las fake news no es tanto la difusión de información inexacta o equivocada sino la propagación consciente de la falsedad. "Incluso las opiniones más peregrinas pueden favorecer la democracia, que no es sólo un sistema de valores, sino un sistema inteligente, especialmente cuando se basa en la contradicción", ha dicho.

 

Innerarity ha mostrado reticente a la posibilidad de establecer regulaciones muy estrictas en el nuevo ecosistema digital, pero, en cambio, se ha mostrado abierto a la posibilidad de que las redes sociales limiten el anonimato. "A mí me parece más preocupante el anonimato que los contenidos que se difunden. Las redes sociales serían otra cosa si se combaten los perfiles anónimos o los bots ".

 

Innerarity ha participado hoy, 21 de abril, en la 43ª sesión del Foro de la Comunicación, organizado por el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) en formato webinar, con la ponencia "Cómo sobrevivir a la sociedad de la desinformación".

 

El ponente explicó que las desintermediación provocada por internet ha generado el problema de gestionar el exceso de información. "En este sentido, el problema no es tanto la existencia de malvados desinformadores como de la existencia de confusos buscadores", dijo.

 

En su opinión, el proceso de desjerarquización de la información ha provocado una desregulación del mercado cognitivo, de manera similar a como ha habido una desregulación en los mercados financieros. "Esto ha provocado un cortocircuito, del que todavía no hemos encontrado la manera de solucionarlo", ha dicho.

 

Las posibles soluciones, según dijo, pasan en primera instancia por el establecimiento de sistemas de fact-checking. Pero, agregó, también hay que establecer que "no puede haber una regulación excesiva de la libertad de expresión sino que ésta debe ser sobria y garantista".

 

"El problema es que es difícil establecer lo que es cierto y lo que es falso. Es más aconsejable distinguir entre un hecho falso y uno falsificado, es decir, el problema es cuando algo es deliberadamente falsa ", explicó, y añadió:" El error y la equivocación no son el problema sino que lo problema es la falsedad manufacturada. La democracia es un sistema complejo que se defiende mejor desde el pluralismo de opiniones que desde una verdad única

 

Por último, quiso subrayar que el proceso de desintermediación no implica la desaparición de intermediarios en el nuevo sistema digital sino su sustitución. "Siguen habiendo filtros, y esto se demuestra por el hecho de que el antiguo presidente de Estados Unidos fue expulsado de una red social. Tenemos una situación de caos en la que hay que ver quién hereda la función de intermediación ", explicó.