Actualizado el 23/10/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. El empleo perdido no se recupera en verano

El empleo perdido no se recupera en verano

Escrito por Agencias Externas el 15/09/2020 a las 20:23:04
584

Los datos del paro registrado y de la afiliación publicados hoy por el Servicio público de empleo estatal responden a las anómalas circunstancias que, como consecuencia de la pandemia, se están viviendo en este 2020. Agosto es, históricamente, un mes de destrucción de empleo en España, con la finalización de los contratos de la temporada estival. Este año no ha sido una excepción, pero el ligero aumento registrado en esta ocasión -29.780 desempleados más que en julio, un 0,79%- es el más bajo desde 2016.


Con la afiliación sucede otro tanto, pero su dato de agosto se distancia mucho más de la serie histórica: la cifra de trabajadores inscritos en la Seguridad Social aumentó en 6.822 con respecto al mes de julio, lo que supone una variación mensual al alza del 0,04 %. Este bajo porcentaje, sin embargo, rompe con todos los registros anteriores de la serie histórica: nunca en agosto había subido la afiliación. Así, por comparar, en agosto de 2019 la afiliación media descendió en casi 213.000 con respecto a julio.


Dadas estas anomalías estadísticas, y una vez transcurrido medio año desde la aparición de la pandemia en España, conviene fijar la mirada en la evolución interanual de los datos para extraer mejores conclusiones. Así, en febrero había casi 50.000 desempleados menos que en febrero de 2019, mientras que en agosto tenemos 737.010 desempleados más que en agosto del año anterior. A la vista de la evolución del paro, la recuperación en V que alguna vez se pretendió ya puede descartarse por completo, al menos en lo que concierne al empleo.


Las cifras del primer semestre con la pandemia entre nosotros constatan un incremento del paro de febrero a junio de 616.000 personas, seguidos de un fuerte descenso en julio (90.000) y esta ligera subida de agosto. El balance final muestra que los 3.802.814 desempleados que hay en agosto son 550.000 más que los que había en febrero.


Estos números muestran cierta tendencia positiva, sí, pero demasiado moderada: hace pensar en plazos más largos de lo deseable para recuperar siquiera el empleo perdido. Y tiene el problema añadido de la expansión del virus de nuevo durante el verano, que pone las cosas complicadas para las reincorporaciones posvacacionales y el comienzo de los colegios. De la evolución de la pandemia dependerá que esa tendencia del empleo, al menos, no se interrumpa con un nuevo escalón en la gráfica.