Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Noticias
  4. >
  5. Despliegue de la 5G ¿qué papel jugarán los demás sectores?

Despliegue de la 5G ¿qué papel jugarán los demás sectores?

Escrito por Guillem Alsina el 02/04/2019 a las 19:25:34
816

Una de las preguntas que flotaba en el ambiente del pasado Mobile World Congress era cuánto tardaría, a partir de este momento, en ser desplegada la red de la infraestructura de conectividad 5G.


Porque esta última edición fue realmente la de la 5G. Hasta ahora, se había dicho siempre en los últimos años, pero el Mobile del 2019 tiene algo diferente respecto a las ediciones precedentes: que aquí donde se da el pistoletazo de salida para el despliegue de las infraestructuras 5G


Show me the money


Cuando empezó a ser desplegado el 4G, las operadoras estaban solas. Me explico: además del sector de las telecos, pocos más estaban interesados en la conectividad celular, fuera de cuarta generación o de tercera. los coches conectados eran una rareza, y no existían prácticamente otros dispositivos que dispusieran de conexión celular o dependieran de ella.


En 2019, las cosas han cambiado mucho. Raro es el vehículo que no disponga de conectividad y, por ello, requiera de una SIM. La 5G interesa, y mucho, a una industria automovilística que ve en la conectividad en ruta una nueva fuente de ingresos a través de nuevos servicios.


De igual forma, los proveedores de contenidos, como los multimedia o los servicios de streaming de videojuegos, ven en la 5G una oportunidad para desarrollar más su negocio y obtener mayores beneficios.


Y si este, el interés de diversos sectores económicos, puede ser un factor de tracción de la 5G, con el mismo argumento llega el que puede ser un freno: si estos sectores están interesados y van a sacar dinero con la 5G, las operadoras querrán que inviertan. O sea, que les muestren su dinero (show me the money).


Una inversión compartida


Lo que quiero decir es que las operadoras tienen todavía una infraestructura 4G que han acabado de desplegar no hace tanto (y que, en algunos casos, todavía están reforzando o llevando a zonas en las que todavía no estaba disponible), y el despliegue de la 5G va a requerir de la instalación de nuevas infraestructuras, tanto en materia de antenas y estaciones base, como de equipamiento de red y cableado para poder aguantar las altas velocidades y la masificación de datos que va a venir.


Ello va a implicar una inversión en absoluto despreciable, que las operadoras no van a querer afrontar solas. Y es ahí, donde otros sectores empresariales van a ganar dinero, donde las operadoras van a pedir implicación.


Sea de forma directa o indirecta, indústrias como la del automovilismo -sobretodo-, o la IoT, van a tener que rascarse los bolsillos para subvencionar una parte de la infraestructura de red. Si no, corremos el peligro que el despliegue de la 5G sea, incluso, más lento que el de la 4G.


Estas conclusiones las he sacado tras hablar con varios asistentes del Mobile World Congress pertenecientes a varios sectores profesionales vinculados, de una u otra forma, con el mundo de la telefonía.