Actualizado el 15/05/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. ¡Vienen elecciones, a correr!

¡Vienen elecciones, a correr!

Escrito por tecnonews el 20/04/2021 a las 20:08:04
747

El binomio redes y democracia no va cómo debería.

 

Existe un problema si cada vez que se convocan elecciones como sucede con las que se celebrarán el próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid, las grandes redes sociales tienen que sacar a la luz informes y datos que corroboran un hecho: los bulos no circulan a través de sus dominios.

 

Esta vez ha sido WhatsApp, propiedad de Facebook, quien ha sacado datos sobre la cantidad de mensajes desinformativos que está consiguiendo interceptar desde que se lo ha propuesto mediante complicados sistemas de inteligencia artificial.

 

Según la plataforma, se ha conseguido reducir el 70% de los mensajes compartidos de forma masiva. La teoría es que estos mensajes que son reenviados millones de veces no son comunicación entre usuarios sino cadenas que tienen como objetivo sembrar la discordia para beneficiar a unos partidos u otros.

 

Al mismo tiempo la plataforma ha afirmado que cada mes bloquea 3 millones de cuentas de usuarios que participan en actividades ilegales.

 

Resulta de lo más sorprendente estas notas comunicativas que algunos medios publican en un acto de copiar y pegar porque lo que hacen es apuntalar la visión de las redes sociales del mundo. Por un lado, WhatsApp nos dice que está ejerciendo su tarea policial a la perfección capando millones de mensajes y cuentas, y por el otro afirma que los responsables de esa desinformación son los usuarios mismos. En el primer elemento no está muy claro si es esta empresa quien debe ejercer la censura o si debe existir la censura. En el segundo elemento, todo el mundo sabe que la desinformación que afecta verdaderamente es la que generan las propias maquinarias de campaña de los partidos. ¿Alguna vez WhatsApp ha cerrado ese grifo? Sí, a Donald Trump después de cuatro años mandando como le dio la gana.