Actualizado el 15/07/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Tiene sentido la democracia

Tiene sentido la democracia

Escrito por tecnonews el 27/03/2018 a las 20:30:31
1913

El último escándalo de Facebook debe hacernos preguntar lo siguiente: ¿tiene sentido la democracia? Parece una pregunta extraña ¿qué tiene que ver la democracia con el hecho de que una empresa, Cambridge Analytica, obtuviera la información de 50 millones de usuarios de la red social ilegalmente?

 

Lo que nos interesa en este caso es la utilización de esa información por parte de la compañía. Según afirma el propio artífice de Cambridge Analytica que ha destapado el caso, Christopher Wylie, su empresa es la responsable de que Donald Trump ganara las elecciones. Añade, en una entrevista para El País, que la maquinaria de ciberguerra desplegada durante el Brexit fue fundamental para que Gran Bretaña acabara votando su marcha de la Unión Europea.

 

La gallina de los huevos de oro ha sido descubierta: es posible convertir información virtual (nuestra información virtual) en votos, lo que nos vuelve a la pregunta anterior: ¿hasta que punto tiene sentido una democracia en la que el sentido de nuestro voto es el resultado de una manipulación llevada a cabo por grandes empresas?

 

Hasta la llegada de internet la democracia, ese sistema basado en la elección de los ciudadanos entre distintas opciones, era menos invasiva. Uno salía de su casa y podía esquivar los carteles de las campañas electorales, no comprar diarios durante una temporada o apagar la televisión. Los mensajes lanzados por los partidos democráticos eran más bien simples: calles enteras con la cara del candidato y el mismo mensaje; a lo sumo dos mensajes igualmente repetitivos. Con todo, actualmente la ingeniería de datos, el big data, ha hecho que los mensajes de una campaña puedan acercarse hasta nuestros bolsillos.

 

Dirán que podemos desconectar nuestro teléfono o no seguir cuentas de partidos políticos. ¡Ay insensatos! Una conversación de Whatsapp entre amigos, un GIF bromista, una publicación de Facebook que a priori nada tiene que ver con la política o una simple serie de televisión son campos de batalla para estas empresas que emplean datos de forma masiva.

 

La pregunta es: ¿hasta que punto nuestro voto es nuestro? ¿hasta que punto las decisiones que toma una sociedad son el resultado de lo que esa sociedad debería querer? Estamos entrando en un interregno peligroso, en el que por nuestra culpa, por haber entregado toda nuestra privacidad a las grandes compañías del ciberespacio, ya no somos dueños de nuestras decisiones.





Noticias Relacionadas:


Democracia y red