Actualizado el 22/01/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. ¿Sabemos quiénes somos?

¿Sabemos quiénes somos?

Escrito por tecnonews el 22/12/2020 a las 20:47:00
750

Una famosa marca de licores realizó hace unas semanas un estudio interesante. Se trataba de analizar los datos que una persona arroja a las redes sociales para saber cuál era su carácter. Una vez analizados esos datos se llamaba al sujeto analizado en cuestión y se le lanzaban algunas preguntas de tipo personal. ¿Eres una persona segura? ¿Crees que las personas deben realizar sus sueños? ¿Eres alguien activo? El experimento demostraba que lo que dice una persona de sí misma no coincide siempre con lo que reflejan las redes sociales. De este modo quien decía ser una persona segura había hecho búsquedas como por ejemplo “modos de hacer que los otros piensen que soy una persona interesante”. Quien dijo que creía en perseguir los sueños para convertirse en aquello que deseábamos ser, resulta que no quería que su hija fuera tatuadora. Quien había afirmado que era alguien activo, pasaba incontables horas jugando a videojuegos.

 

El experimento formaba parte de una campaña publicitaria en la cual se pedía a los consumidores que fueran seres auténticos. Claramente algo extraño pues a fin de cuentas, para ser alguien notable debían beber la marca de licor que había pagado el estudio. Con todo, la propuesta era interesante: ¿Somos distintos a lo que confesamos? ¿Las redes sociales son la prueba de la verdad de quien realmente somos?

 

En la película Brexit Uncivil War, el protagonista que encarna al asesor político probrexit Dominic Cummings, se reúne con un ingeniero de datos que le explica que Facebook puede llegar a saber antes de que tú lo reconozcas si estas desenamorado de tu pareja. Se supone que mirar ciertos perfiles de otros hombres o mujeres o mirar anuncios de sitios a los que viajan solo solteros es un punto determinante para predecir el futuro.

 

La cuestión aquí es determinar hasta qué punto queremos que la ciencia de datos quiera saber más de nosotros mismos de lo que nosotros mismos sabemos. Al fin y al cabo todas las decisiones tecnológicas son humanas y tal vez estamos viviendo en un mundo en el que la tecnología ha rebasado una raya: saber demasiado.