Actualizado el 07/07/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Presos independentistas y Nuevas Tecnologías

Presos independentistas y Nuevas Tecnologías

Escrito por Tecnonews el 03/07/2018 a las 19:15:22
1356

Estos días en los que algunos de los presos más importantes de todo el Estado español están siendo trasladados de las cárceles de Madrid hasta centros más cercanos a sus hogares, queremos analizar la estancia de las personalidades independentistas en prisión desde un punto de vista tecnológico.

 

Hace unas semanas aparecía en los medios de comunicación un video en el que se podían apreciar algunos momentos de la vida diaria de Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Raül Romeva en el penal de Estremera. A priori el video había sido grabado por algún recluso mediante un teléfono móvil.

 

En esa situación, Instituciones penitenciarias fueron criticadas por haber dejado entrar un dispositivo móvil en la cárcel. Lo que nos debe hacernos preguntar si es imparable que las Nuevas Tecnologías de consumo lleguen a las prisiones. Obviamente todo el mundo está en contra de ello porque asumimos que la cárcel es ese lugar en el que los delincuentes deben ser incomunicados del mundo. Aunque no sabemos si es por su bien, si es por el de las personas libres o si es puramente para castigarlos.

 

Antes la tarea de incomunicar a alguien era tarea sencilla. Un candado, unos grilletes y unas rejas servían para que una persona no pudiera comunicarse con el mundo exterior. Sin embargo, eso es cada vez más difícil. Por ello, para acabar con el vicio de la libertad, las cárceles dan espacios de comunicación con familiares e incluso acceso internet si un recluso quiere estudiar. Con todo, para las personas presas la era de las Nuevas Tecnologías ha supuesto una nueva cárcel: en un mundo donde todo es información, donde a la información le llaman el petróleo del presente, cortar de raíz toda posibilidad de acceso a la red, no deja de ser una condena añadida. ¿La solución es dejar que los reclusos tengan teléfono móvil? ¿darles acceso a internet ciertas horas al día? ¿dejarlo todo cómo está?

 

Por otro lado, la situación de las personalidades independentistas en la cárcel nos ha desmentido otro de los mitos de la era de la comunicación: las distancias siguen siendo importantes. ¿Cuántos anuncios de compañías telefónicas habremos visto en los que se afirma que esa empresa ha roto con las barreras del espacio (e incluso del tiempo)? Los familiares de esas personas presas, como tantas otras en el Estado español han tenido que recorrer miles de kilómetros para ver a sus seres queridos durante 40 minutos a la semana. Según la normativa, podrían haberlos llamado por teléfono, es decir emplear esos 40 minutos semanales en una llamada. No obstante, han preferido desplazarse porque pese a las Nuevas Tecnologías, el roce nunca supera a la telemática.





Noticias Relacionadas:


Prensa gratis a la prisión