Actualizado el 26/02/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Política dejando las redes

Política dejando las redes

Escrito por tecnonews el 28/11/2023 a las 19:14:58
693

A la izquierda no le gusta Twitter o como se llama desde un poco de tiempo después que la adquiriera Elon Musk, X. Recientemente, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha explicado a través de una columna en el diario Le Monde que abandona la red social. Las declaraciones de la socialista han sido contundentes. "Lejos de ser la herramienta revolucionaria que inicialmente hizo accesible la información al mayor número de personas posible, Twitter se ha convertido en los últimos años en el arma de destrucción masiva de nuestras democracias”, ha dicho Hidalgo. "Esta plataforma y su propietario actúan deliberadamente para exacerbar tensiones y conflictos”, ha añadido.

 

No es la primera alcaldesa que se pronuncia del mismo modo. Cuando dirigía el Ayuntamiento de Barcelona, Ada Colau, también dejó la misma red social por motivos similares. En sus explicaciones, sin embargo, también había argumentos de carácter personal. Según la de los comunes, los constantes ataques que recibía no le permitían hacer bien su trabajo y le mermaban la autoestima.

 

Los políticos y más cuando son mujeres, no lo tienen nada fácil en la red. El machismo y los troles están a la orden del día. Con todo, las palabras de Anne Hidalgo van más allá de la mera reflexión sobre las violencias que recibe. Sus declaraciones tienen una carga política.

 

En este sentido, pese a que Elon Musk no es un personaje agradable, resulta sorprendente que la alcaldesa de París afirme que Twitter ya no es un espacio de democracia. En otras palabras, cuando la red le servía para difundir su mensaje era buena, pero ahora que Musk la ha convertido en una plataforma en la que campa la extrema derecha ya no le gusta. Es legítimo, pero a un político debe exigírsele que luche en todas las arenas, incluso en aquellas que no son de su cuerda.