Actualizado el 09/10/2018

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. ¿Podemos confiar en la privacidad de nuestros datos?

¿Podemos confiar en la privacidad de nuestros datos?

Escrito por tecnonews el 10/04/2018 a las 20:20:54
537

Dos escándalos en muy poco tiempo han copado grandes titulares. No, no hablaremos de Cifuentes, pues pese a que notorio, su caso no implica a millones de personas. Nos referimos a los escándalos de Facebook y de Grindr.

 

Ambas empresas han revelado públicamente que vendían información a otras compañías. El problema es que esta información era sensible y en algunos casos ha supuesto elecciones tan malas para la humanidad como la elección del presidente Donald Trump.

 

Son solo dos ejemplos que dado su carácter masivo han hecho saltar las alarmas. Con todo, si Facebook y Grindr actúan de este modo, qué no van a hacer firmas mucho más pequeñas que también tienen la información de millones de usuarios. Más preguntas: ¿Cuántas veces han vendido nuestra información de forma fraudulenta y ni nos hemos dado cuenta?

 

Vivimos en un mundo en el que constantemente damos información a terceros sin apenas prestar atención. Damos nuestros datos a supermercados, a redes sociales, a aplicaciones de mensajería, a webs de reserva de comida a domicilio, a periódicos, a portales de formación online, etc.

 

La ley teóricamente defiende a los usuarios y siempre intenta que las políticas de privacidad sean beneficiosas para el pequeño consumidor. Decimos teóricamente porque son frecuentes los casos en que la administración se posiciona -por debilidad o clientelismo- al lado de grandes firmas.

 

Pese a esto, asumamos que la ley siempre está de nuestra parte. Resulta espeluznante pensar que las compañías que poseen grandes cantidades de datos hacen lo posible para que sus políticas de privacidad sean lo más opacas o para que cuando el legislador no mira saltarse las leyes. ¿En qué clase de empresas estamos confiando?

 

Imaginemos que una empresa se dedica a grabar nuestro domicilio para obtener información que luego venderá. Entonces sabrán si usted necesita una nevera nueva o tiene pocos calcetines en el armario. ¿Aceptarían eso?

 

Lo cierto es que la “web gratuita” paradigma de negocio en el que nos encontramos actualmente en el mundo online produce este tipo de casos. Dice el saber popular: cuando algo es gratis tu eres el producto.