Actualizado el 18/01/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. La clase obrera de las profesiones tecnológicas

La clase obrera de las profesiones tecnológicas

Escrito por tecnonews el 08/01/2019 a las 01:02:24
301

En mayo todos los periódicos se hacían eco de una noticia relacionada con Facebook. La red social ofrecía 500 puestos de trabajo en Barcelona. La oferta indicaba que los perfiles requeridos eran los de Community Manager y los sueldos rondaban unos nada desdeñables 30.000 euros.

 

Hace unos pocos días una denuncia sacada a la luz por TV3 señalaba que esos puestos de trabajo no brillaban tanto como parecían. La pequeña pieza documental ponía voz a una exempleada del servicio que afirmaba que tras esa oferta en realidad se encontraba un trabajo nada apetecible: el de moderador de contenidos.

 

¿En qué consiste este trabajo? Los moderadores de Facebook suman una plantilla de 20.000 personas en todo el mundo y la mayoría de ellos se encuentra en Asia. Su trabajo consiste en ver contenidos de forma incesante intentando discernir aquellos que son adecuados para ser publicados y aquellos que no lo son. Para hacer la criba estos trabajadores cuentan con 10 segundos y los vídeos que pueden llegar a ver son extremadamente escabrosos.

 

Según la denuncia por sus ojos pasan durante casi 10 horas violaciones, asesinatos, pederastias o suicidios en directo.

 

Más duro es trabajar en la mina, dirán algunas personas empleando una frase enquistada en el diccionario popular. Lo cierto es que, según el pequeño documental, la exposición continuada a imágenes de este tipo nos vuelve insensibles y termina por generarnos ansiedad o depresión. Males sin duda que nadie querría para sí mismo.

 

El problema es que las máquinas de las que oímos semana sí semana también que van a conquistar el mundo, no son capaces de hacer esta tarea que parece de lo más mecánica. Es por este motivo que Facebook necesita este pequeño ejército de moderadores para llevar a cabo una tarea fundamental para su plataforma online.

 

Trabajadores que se encuentran en la cola de los empleos online y que por ello reciben el título con el que se abre esta editorial. Trabajadores que, si bien no se desloman, sufren dolencias psicológicas. Trabajadores que, además, llegan engañados a sus puestos de trabajo.





Noticias Relacionadas:


Comunidades del futuro