Actualizado el 15/08/2018

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. La adicción a los videojuegos: un problema que hay que solucionar ya

La adicción a los videojuegos: un problema que hay que solucionar ya

Escrito por tecnonews el 16/01/2018 a las 16:54:16
1286

Hace una semana escasa el debate se impuso en el sector del videojuego. La Organización Mundial de la Salud consideró dentro del apartado de Trastornos Mentales Graves el “trastorno del videojuego”. Según asegura la OMS, toda aquella conducta relacionada con el juego virtual que signifique un cambio sustancial en la vida social y familiar del jugador, puede considerarse dentro del trastorno citado.

 

Ante esta patologización de las conductas relacionadas con el videojuego, diversas organizaciones del sector se exclamaron al considerar la definición extremadamente amplia. La mejor defensa es un buen ataque y en casos como la Entertainment Software Association de los Estados Unidos de América la forma de combatir a la OMS fue considerando que definir a los videojuegos como adictivos era una forma de trivializar otras adicciones que sí suponen un problema de salud pública.  

 

Lo cierto es que lo que prevalece en los discursos de asociaciones como la mencionada es un miedo atroz a ver como el sector del que forman parte viven un retroceso comercial. Cabe recordar que la industria del videojuego está actualmente viviendo su propia primavera. Además de ser una de las industrias con mayor crecimiento dentro del entretenimiento gracias a los smartphones, también está viviendo un proceso de profesionalización con los eSports; una suerte de maduración.

 

¿Puede la definición de la OMS parar ese crecimiento? Quizás en un primer momento así será. Con todo, esta industria está destinada a ser la primera forma de entretenimiento del planeta -siempre por detrás de la pornografía-. De este modo, la definición de la OMS se antoja como algo absolutamente necesario para evitar males mayores en el futuro.

 

Por su parte, las asociaciones del sector deberían abrazar la definición de la Organización Mundial de la Salud. Más les vale adaptarse ahora a un problema real, la adicción en los videojuegos, que tener que hacer malabares explicativos cuando las consultas psicológicas se llenen de personas con el trastorno descrito por la OMS.

 

Parece que no será así. La actitud de la Entertainment Software Association de los Estados Unidos de América se asemeja más a la de las primeras marcas de tabaco cuando empezó a hablarse de los problemas de salud por fumar: negar el problema y tirar balones fuera.