Actualizado el 22/05/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Incumplir la ley y no querer pagar por ello

Incumplir la ley y no querer pagar por ello

Escrito por tecnonews el 13/02/2024 a las 18:15:10
964

En julio de 2023, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) impuso una multa millonaria a Apple y Amazon. Argumentaba el organismo que las dos empresas habían actuado de modo desleal, pactando y llevando a cabo determinadas restricciones en las tiendas de Amazon en España para que los productos de ambas compañías se vieran beneficiados. La multa ascendía a más de 194 millones de euros.

 

Pues bien, ahora la Audiencia Nacional española ha suspendido cautelarmente las multas porque, según el organismo judicial, son demasiado elevadas. Ciertamente, el precio a pagar por incumplir las leyes de la competencia es alto, pues se trata de la segunda multa más alta impuesta por la CNMC después de la que impuso a las grandes constructoras españolas, que ascendía a 203 millones de euros. Sin embargo, resulta sorprendente el argumento de la justicia. ¿Han incumplido la ley las dos empresas? Si eso es correcto, deben pagar por los males causados, pues otras firmas pueden haberse visto perjudicadas por sus fechorías.

 

Al mismo tiempo, sorprende los argumento que han argüido las mismas compañías acusadas. Según éstas el pago íntegro de las sanciones supondría el compromiso inmediato de “casi el 25% de los activos líquidos a 31 de diciembre de 2022 de las sociedades”. Añaden desde Apple, que “el pago de la multa podría poner en riesgo la habilidad, incentivos y/o capacidad de las recurrentes para realizar inversiones en el mercado supuestamente afectado, y en particular en la tienda de Amazon en España”. Dicho de otro modo, se pondría en riesgo el negocio de las dos firmas en España.

 

Sin duda, se trata de un argumento un tanto vacío, pues la alianza que pactaron de forma ilegal Apple y Amazon supuso un beneficio para ambas empresas que no podrían haber obtenido de forma legal.

 

Lo más triste del caso es que esta forma de actuar lleva siendo frecuente desde hace décadas. La práctica monopolística ya se vio con Microsoft y ahora se está repitiendo con estas dos empresas. Para que luego vengan afirmando que sí el libre mercado y la competencia.