Actualizado el 26/02/2021

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Extrañas parejas de monopolio

Extrañas parejas de monopolio

Escrito por Tecnonews el 19/01/2021 a las 21:02:07
788

Las grandes empresas del sector tecnológico han crecido con el mito de la libre competencia económica. Firmas como Google, Apple o Facebook son hijas de una época de la historia a la que podríamos llamar la era del fin de los mediadores. ¿Por qué la información debe estar mediada por las universidades? ¿Por qué la tecnología debe ser solo para los estados y los ejércitos? ¿Por qué las relaciones sociales o la política deben estar mediadas por los partidos o por la clase social? Esas eras las preguntas que se hicieron las que grandes firmas de internet y las preguntas a las cuales quisieron dar una respuesta distinta.

 

Es por todos estos motivos que desde siempre las grandes tecnológicas se han presentado como adalides de un nuevo capitalismo sin intermediarios en el que las relaciones comerciales priman por encima de las instituciones comerciales como bancos o estados. En muchas ocasiones hemos asistido a defensas furibundas de estas empresas de la libre competencia. La misma libre competencia que defendían para asegurar sus monopolios y que les enfrentaba frecuentemente con la Unión Europea.

 

Dicho todo esto, resulta de lo más sorprendente la revelación que ha hecho el diario estadounidense The New York Times. Según el rotativo, en 2017, Facebook estaba trabajando en un método para vender espacios publicitarios de una página web, un sector liderado por Google. Al cabo de dos años la red social se unió a un grupo de empresas capitaneadas por Google para llevar a cabo el mismo tipo de investigación. ¿Cómo puede suceder que en un primer momento Facebook entrara a competir con Google y dos años después decidiera unirse al gigante de la publicidad? Según ha podido saber el diario a través de la demanda de decenas de fiscales estadounidenses a Google por monopolio el pasado año, ambas empresas firmaron un pacto de no agresión llamado “jedi blue”. Este daba a Facebook ventajas competitivas siempre que no compitiese con Google.

 

En resumidas cuentas, dos de las mayores empresas pactando de forma secreta para repartirse el mercado. Puede que sea cierto que las firmas tecnológicas nacieran para acabar con los intermediarios, sin embargo, ahora mismo, son en si dos intermediarios que no dejan que puedan aparecer alternativas en el mercado.