Actualizado el 11/06/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. El culebrón Musk

El culebrón Musk

Escrito por tecnonews el 17/05/2022 a las 19:16:56
1511

Lo de Elon Musk con la adquisición de Twitter se parece más a un culebrón que a una maniobra empresarial seria. El magnate dijo primero que quería comprar la red social para que fuera más transparente y democrática. Con todo, semanas después retiró su oferta de 44.000 millones de dólares al considerar que Twitter había falseado las cuentas de usuarios reales de su plataforma. Manos en la cabeza e hiperreacción. Musk se erigió como el adalid de la transparencia, pero el mundo sigue preguntándose cómo es posible que un hombre que tiene información privilegiada de primera mano, no hubiese pensado que en Twitter había bots. ¿Cómo es posible que decisiones de tanto calado puedan ligarse y desligarse de este modo?


Sea como sea, la decisión de paralizar la compra está poniendo contra las cuerdas a la red social. Algunos estudios apuntan que de los más de 430 millones de usuarios de la plataforma del pájaro, el 20% podrían ser usuarios falsos.

 

No es nada nuevo, pues en las últimas crisis políticas que hemos vivido tanto nacionales como internacionales ya se ha puesto encima de la mesa cómo algunos juegan con toda una ingeniería de usuarios inexistentes. Lo que es nuevo es el enorme alcance de esta red social. Sería, en un símil distinto, que un cantante dijera que a su concierto han ido 1.000 cuando en realidad asistieron 800. Un fraude en toda regla. Un fraude que demuestra como las redes sociales sacan a relucir sus datos sin tener muy clara la verdad.

 

Hemos empezado diciendo que lo de Musk no era serio y con eso vamos a acabar. Tal vez, como algunos analistas apuntan, los movimientos del enfant terrible de las tecnologías no sea tan descabellados (eso no quiere decir que sea serio) pues todo lo que hace Musk está medido a la perfección. De hecho, su decisión de comprar Twitter hizo que el precio de las acciones de Tesla bajara, haciendo temblar a los accionistas de la firma de coches de última generación. El éxito de la marca está muy vinculado a la persona de Elon Musk y si el líder tecnológico se deshace de las acciones, estas pierden valor. La maniobra ejecutada esta semana por el magnate habría hecho recuperar la confianza y, además, habría hecho perder valor a las acciones de Twitter, por lo que ahora, el valor de compra de la red social será menor. Una jugada win-win, como se dice, pero en la que solo gana Musk.