Actualizado el 11/12/2018

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Cada vez más cerca del final del trabajo humano

Cada vez más cerca del final del trabajo humano

Escrito por tecnonews el 10/07/2018 a las 20:01:56
995

La era de las máquinas ya ha llegado. Llevamos años afirmando que los robots sustituirían numerosos trabajos humanos y hoy, pese a que el proceso todavía no se ha producido en su totalidad son cada vez más los ejemplos que demuestran que el fin de una era está llegando.

 

Dos noticias venidas de lugares muy distintos nos lo corroboran. La primera se encuentra en nuestros supermercados o quioscos. Según informa el portal Directivos y gerentes Toshiba está desarrollando proyectos con más de diez partners para implantar sistemas de pago no humanos en estos establecimientos. Lo mismo sucede en supermercados y quioscos de Francia o Italia donde es la empresa Auchan la que está llevando a cabo la reconversión.

 

No es una noticia nueva. Desde hace tiempo Amazon viene amenazando con implantar los primeros supermercados que funcionen solamente con robots o sistemas automatizados.

 

La otra gran noticia nos llega desde China. Es en el país asiático donde ya se están poniendo en marcha los primeros autobuses que funcionan sin conductor. Se trata de Apolong un vehículo diseñado para 14 personas que se sientan unas delante de otras y que tiene una autonomía de 100 kilómetros y una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora. Asimismo, tarda 2 horas en recargar su batería.

 

Son solo dos ejemplos de lo que está por venir y de lo que debe hacernos reflexionar: ¿Quién se beneficia de estos avances? Lo cierto es que serán las grandes marcas quienes obtendrán los mayores beneficios al invertir en tecnologías que hacen que el trabajo humano no sirva de nada.

 

¿Debemos alertarnos sobre lo nocivo que la reestructuración productiva del sistema capitalista puede suponer?. Ciertamente sería bonito pensar que en un futuro no muy lejano dejaremos de trabajar y serán las máquinas quienes lo hagan por nosotros. Sin embargo, ¿Alguien de verdad cree que eso llegará a pasar algún día?.

 

Lo cierto es que el escenario más factible será aquel en el que el trabajo se convierta en un lujo de ricos; en un elemento más de ascenso social. De hecho, algo parecido a lo que sucedió con la crisis económica: un momento en el que tener trabajo, por precario que fuera suponía un motivo de alegría.